Menú Buscar
Jesús María Ruiz de Arriaga Remírez junto a Iker Casillas / EL ESPAÑOL

Los abogados Arriaga Asociados, condenados a devolver 9.700 a un cliente por cláusulas abusivas

La firma, que tiene un contrato de colaboración con Iker Casillas, se ha hecho un hueco en el mercado a base de de combatir este tipo de prácticas

2 min

El bufete de abogados Arriaga Asociados deberá devolver más de 9.700 euros a un cliente por cláusulas abusivas en un contrato. El despacho, precisamente, se ha hecho un hueco en el mercado a base de combatir ese tipo de prácticas, sobre todo, en bancos.

Arriaga Asociados también se ha beneficiado de la popularidad del portero Iker Casillas, embajador del bufete desde 2015 y que se erigió en el símbolo de los inversores afectados por la salida de Bankia a bolsa. Él fue uno de ellos, de los presuntamente estafados, pero hubo muchas personas que perdieron sus ahorros y arrastran secuelas físicas y psicológicas. El cancerbero ganó el juicio de la mano de este despacho de abogados.

Cazador cazado

Ahora, sin embargo, el bumerán vuelve a casa. En concreto, Arriaga Asociados tendrá que devolver 9.732,72 euros (más intereses) a un particular (excliente de Bankia) que contrató sus servicios y firmó una cláusula que, tras ponerla en conocimiento de la justicia, esta considera "abusiva". Así lo sentencia un juzgado de primera instancia de Segovia, aunque la decisión no es firme y el bufete recurrirá.

La cláusula de la polémica dice, textualmente, que "si el procedimiento judicial se gana con condena en costas, Arriaga Asociados percibirá las costas procesales y los intereses si los hubiera". Así ocurrió, y por ello, tras ganar el caso, el cliente ha demandado a sus abogados. Argumenta que "no entendió" lo que firmó y que, si lo hubiera hecho, habría rechazado el acuerdo.

Cambio de condiciones

Arriaga Asociados cambió el contrato y añadió esas cláusulas después de que el juzgado mercantil ordenara que debía tramitar la demanda individual por la vía civil. Hasta ese momento, el acuerdo del cliente con el bufete era que se integrase en una demanda colectiva. El afectado firmó el cambio de las condiciones sin saber el qué.

Destacadas en Business