Menú Buscar
Abertis, cuyo consejero delegado es Francisco Reynés (i), ha comprado el 51,4% de A4 Holding.

Abertis regresa a Italia con la compra de dos autopistas

El grupo de infraestructuras adquiere el 51,4% de A4 Holding, que controla la vía Brescia-Pádova y la A31

Redacción
3 min

Abertis regresa a Italia. El grupo de infraestructuras ha comprado el 51,4% de A4 Holding, cuyos activos principales son la autopista Brescia-Pádova y la A31, una vía que une Vicenza-Piovene y la primera ciudad con Badia Polesine. La operación, con un coste de 594 millones de euros, significará unos ingresos extra de 610 millones anuales para el grupo que preside Salvador Alemany.

Según ha informado el martes, la corporación ha cerrado un acuerdo con Intesa, Astaldi y la familia Tabachi para la compra de dos sociedades que controlan el 51,4% del consorcio de autopistas transalpinas. El pacto está subeditado a la ampliación de la A31, un enlace estratégico que captará tráfico del norte de Italia y la zona del Adriático.

Ruta crucial

La cotizada española ha subrayado que el acuerdo incluye un plan de inversiones para la autopista A31. La hoja de ruta prevé la construcción de una nueva vía rápida de pago que conecte el tramo ya existente con la A22.

Así, la A31 pasará a ser la ruta "más rápida y corta" entre el centro y este de Europa. Actualmente, la obra pública se encuentra sujeta a la aprobación de los dos entes locales del Véneto, el gobierno regional y el ejecutivo italiano.

Tráfico e ingresos

Antes de la obra, el retorno del primer operador mundial de autopistas a Italia sumará al portafolio de la compañía dos vías importantes. La A4, apodada La Serenissima, es una de las vías rápidas con más tráfico del país transalpino, con una media de 91.000 vehículos diarios. La A31, a su vez, se considera crucial por su desarrollo estratégico.

Con lo que respecta al impacto en los libros, Abertis recalca que la incorporación de ambas autopistas supondrá consolidar cerca de 610 millones en ingresos y 200 millones de euros de beneficio bruto (ebitda) anuales. Globalmente, Italia pasará a aportar el 6% del excedente antes de impuestos de la corporación catalana.

Frenazo a la fusión en 2006

La millonaria operación se produce diez años después de la fallida fusión entre la corporación y Autostrade. La operación entre ambas concesionarias descarriló en 2006, después de que el regulador ANAS negara el permiso a los dos grupos.