Menú Buscar
Atlantia confirma su OPA a Abertis y logra 736 millones con una venta de activos

Abertis pide que se homogenice el modelo de autopistas de pago en España

Salvador Alemany certifica que existe un “problema” por la falta de definición entre las vías que se deben pagar y las gratuitas y reclama que se aclare “en el sentido que sea”

03.04.2017 11:23 h.
5 min

“España es una isla en el marco europeo en término de financiación de las estructura viarias”. Salvador Alemany, presidente de Abertis, ha reclamado al Gobierno a partir de esta reflexión que defina y homogenice el modelo de financiación de las autopistas del país. Lo ha hecho en un encuentro con la prensa previa a la junta de accionistas de la cotizada. Para el ejecutivo, los problemas y contencioso abiertos en el sector parten en gran medida de este problema de falta de uniformidad.

“Es una oportunidad para definir un sistema sostenible, equitativo y que sea percibido para toda la población”. Alemany ha alertado sobre la necesidad de que cualquier decisión que se tome en España en este sentido debe ser apreciada de forma positiva para toda la población. Indica que las administraciones no deberían, ni están, por la labor de aguantar un chaparrón social en este sentido. “Las concesionarias tampoco queremos la imposición de soluciones no populares”.

Presupuestos y gestión

Pide un debate. Pero con todos los elementos de debate sobre la mesa. “Con los actuales presupuestos parece difícil que las grandes vías pasen a ser gratuitas” aunque “si sólo se pagan las de ahora surgirá un problema de aceptación”.

Si no se homogeniza y se mantiene la disparidad en la tipología de gestión actual, Alemany alerta de que se “pagará en forma de desarrollo o déficit de mantenimiento”. Algo que perjudicará en última instancia a la población.

Contencioso con Fomento por la AP-7

Ha hablado de los dos grandes escándalos que planean sobre los gestores de infraestructuras viarias. El colapso de las radiales y el rescate del Gobierno y el reciente contencioso que Acesa, filial de autopistas de Abertis, ha ganado al Ministerio de Fomento. El cobro de los 1.494 millones de euros por el menor uso del tramo de peaje de la AP-7 que va desde La Jonquera (Girona) hasta Tarragona.

Sobre este último, da por descontado que no se podrán compensar el pago de esta cantidad por un alargamiento de la concesión, que vence en 2021. Entre otras cuestiones, porque “Bruselas no es nada proclive a aceptar prolongar las concesiones”. Ha reconocido que en la cúpula de la cotizada no se contempla este escenario.

Fomento deberá “resolver por la vía financiera”. Eso sí, el grupo está dispuesto a “buscar con el Ministerio una solución para traducir [el menor tráfico de este tramo de autopista] de forma numérica en el momento en que venza la concesión”. Superará los 1.494 millones reconocidos hasta la fecha en los tribunales.

Colapso de las radiales

En cuanto al colapso de las radiales, Alemany ha recordado que Abertis tiene todo el capital que se invirtió en los proyectos provisionado y recomienda al resto de inversores que hagan lo mismo por la naturaleza del proceso concursal abierto.

La banca acreedora recibirá lo que sea por la responsabilidad patrimonial de la Administración y el Estado, el titular de las vías quebradas, deberá decidir si mantiene le peaje o las transforma en autovías gratuitas. Con la consiguiente asunción de los gastos de mantenimiento. Una cuestión que, de nuevo, corresponde al proceso de definición de modelo que se reclama desde la cotizada.

Negocio internacional de Abertis

Abertis apremia en la definición del modelo en España pero se ha preparado por una respuesta que no sea positiva para su viabilidad. “Tres de cada cuatro euros que se consiguen vienen de fuera de España”, ha recordado el presidente.

Francisco Reynés, vicepresidente y consejero delegado, ha manifestado que la inversión crecerá de los 2.400 millones de 2016 a los 3.400 en el ejercicio en curso. Para proyectos orgánicos e inorgánicos. Y a pesar de que España aparece entre sus proyecciones de consolidar el negocio, su prioridad está fuera del país.

El 34% de los ingresos de la cotizada vienen de Francia, el 26% de nuestro país, el 15% de Brasil e Italia, donde han puesto el primer pie hace tres meses, ya representa el 3% de caja. La diversificación geográfica es cada vez mayor.