Menú Buscar
Luis Solana, segundo por la derecha, es el presidente de la compañía Ezentis y era consejero de una filial de Abengoa.

Abengoa reduce los consejos de sus 887 participadas para ahorrar

La compañía tecnológica intenta evitar el concurso de acreedores firmando un plan financiero con la banca

Redacción
2 min

Abengoa ha comenzado la reducción o desmantelamiento de los consejos de administración de sus filiales para ahorrar costes, dentro de la política establecida en el plan de viabilidad de la compañía para esquivar el concurso de acreedores.

En concreto, el grupo de ingeniería y energías renovables ha eliminado los consejos de sus filiales Abengoa Greenfield, Abengoa Greenbridge y Abengoa Finance, pasando a ser nombrado como administrador único Abengoa SA, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

Simplificación de la estructura

Con esta decisión, Abengoa simplifica la estructura dentro de sus filiales y aplica la estrategia de máxima reducción posible de costes y gastos recogida en su plan de viabilidad.

La participación de Abengoa, directa o indirectamente, se extiende a 887 empresas ubicadas tanto en España --el 53%-- como en el extranjero --el 47%--, siendo la cuarta empresa española con mayor número de sociedades participadas en su perímetro de consolidación, según datos de Informa D&B.

El diario Expansión explica que la reordenación ya ha afectado a algunas filiales como Abengoa Solar, Water o Bioenergía, de los que formaban parte como consejeros Luis Solana, ex presidente de Telefónica; Javier Rupérez, ex senador y ex embajador; o Javier Salas, ex presidente de Iberia.

Plan financiero

Abengoa tenía previsto exponer esta tarde a la banca el plan financiero que, junto al industrial, completa el plan de viabilidad con el que la compañía quiere evitar el concurso de acreedores.

El grupo mantuvo con sus acreedores (bonistas y banca) la pasada semana una primera reunión en la que se esperaba que planteara un plan de viabilidad completo, pero finalmente sólo aportó un plan de negocio o industrial, considerado insuficiente.

El plan financiero es considerado "imprescindible" para conocer qué deuda del grupo es sostenible y cuál capitalizable, o sea transformable en acciones de la propia empresa. No obstante, los bancos ya han señalado que de entrada no contemplan ningún tipo de quita en la deuda.