Menú Buscar
Imagen de archivo de uno de los trabajadores de Abelan Catalana en la factoría de Tarragona / CG

Abelan Catalana inicia el camino de la liquidación

Los trabajadores de la papelera rechazan la única oferta formalizada ante el Juzgado Mercantil de la mano de PHI Industrial

4 min

El concurso de acreedores de Abelan Catalana toma el camino de la liquidación. Los trabajadores de la papelera con sede en Alcover (Tarragona) han rechazado la única propuesta que el Juzgado Mercantil número 1 de la capital provincial recibió en el proceso de venta de la unidad productiva. La falta de apoyo de la plantilla se suma a las incertidumbres de la oferta, señalan fuentes conocedoras.

Se trata de una iniciativa secreta. No se ha identificado quién la impulsa y ha llegado al tribunal tarraconense de la mano de PHI Industrial, el fondo oportunista especializado en reestructurar compañías en problemas que compró Abelan a finales de 2012.

Un vehículo muy activo cuya última gran operación en España ha sido la adquisición de la valenciana Lladró.

Recelos sobre la oferta

Los mismos interlocutores señalan que la oferta no se presentó previamente a la administradora concursal, Maria Carmen Fernández. Un gesto inaudito en las gestiones de quiebras que alimenta los recelos sobre las verdaderas intenciones de los compradores potenciales, afirman los mismos interlocutores.

Además, PHI se ha mostrado muy interesado en las últimas semanas en que se venda la unidad productiva a la única propuesta que se ha estructurado en esta fase del concurso. ¿Tiene prisa por liquidar la insolvencia? Fuentes del sector mantienen que el fondo de inversión no está en sus mejores momentos por la intensa actividad, por lo que no estaría interesado en que se enquistara este concurso de acreedores.

Temores de la plantilla

Otros sospechan que tras la oferta secreta se encuentra el propio PHI. Interlocutores cercanos a los trabajadores temen que se repita en Alcover la misma operación de la filial de la papelera en Alemania.

El fondo de comercio, la joya de la corona de esta sociedad, se vendió de forma separada del resto de activos de la compañía en el marco de otro concurso anterior. Se separó incluso de la masa laboral. El destino de esta parte de la filial quebrada fue el archivo.

Alimenta esta teoría la falta de garantías para los trabajadores que se ha incluido en la oferta. No se les mantiene ni la antigüedad de sus empleos y se les reclama una rebaja de salario del 20%.

El personal manifiesta que se trata de un recorte que no puede asumir porque las retribuciones medias de los 140 trabajadores de Tarragona no están precisamente por encima de la que se paga en las empresas del sector.

20 millones de pasivo

PHI Industrial declaró el concurso voluntario de acreedores de Abelan Catalana el pasado 31 de enero. Reconoció inicialmente unas deudas cercanas a los 12 millones de euros que hacían imposible la rentabilidad de la producción, aunque el informe concursal ha situado el pasivo cerca de los 20 millones. Los principales acreedores son la banca, los proveedores y la Seguridad Social.

Si no hay un cambio en el rechazo a la actual oferta ni aparece un interesado en quedarse con la papelera en el último momento, se abriría la fase de liquidación en las primeras semanas de junio. Un proceso en el que también se contemplaría la venta de la unidad productiva de Abelan si surgieran interesados. 

Destacadas en Business