Menú Buscar
Un momento de la gran manifestación en Madrid en el Día Internacional de la Mujer, el 8M, de 2018 / EFE

El 8M divide a los sindicatos

La llamada a la huelga general en el día de la mujer se lleva por delante la unidad de acción de CCOO y UGT

19.02.2019 00:00 h.
6 min

A 17 días del 8 de marzo, el día de la mujer, las movilizaciones feministas han conseguido por segundo año consecutivo dividir a los sindicatos en todo el país. La llamada a repetir una huelga general que el año pasado fue un éxito en ciertos sectores de la actividad ha superado la unidad de acción sindical que mantienen en las fechas más señaladas y ante las cuestiones de peso CCOO y UGT.

¿El día de la mujer no lo es? Desde ambos organizaciones de trabajadores reconocen que desde que el movimiento Mee Too se internacionalizó la reivindicación de acabar con la brecha de género es una necesidad que no se puede eludir en ningún ámbito laboral. Pero en este reconocimiento también va unido el impacto en un año en que los trabajadores están llamados a las urnas en los centros de trabajo.

Críticas en 2018

CCOO y UGT estuvieron en el centro de las críticas el año pasado por no convocar la huelga general. Se les tildó de “tibios” desde los ámbitos feministas que llamaban a la movilización de género que en tres semanas se repetirá. Será CGT el sindicato con mayor representatividad laboral el que promueva la convocatoria. De hecho, se presentará este martes. Como hecho diferencial, la organización encabezada por Pepe Álvarez ha decidido dar cobertura a los trabajadores que decidan sumarse a la iniciativa.

Así consta en la convocatoria que se registró la semana pasada. En ella, se priorizan los paros de dos horas en todos los centros de trabajo, pero se da cobijo a los colectivos que quieran protestar durante toda la jornada laboral. Sin definir ninguno de ellos. Desde el entorno del sindicato se señala que es otro gesto del presidente para intentar ganar enteros entre las mujeres. Como el gesto de llevar una bufanda malva en todas sus apariciones públicas. Algo que también ha propiciado las críticas desde ciertas organizaciones feministas al señalar que resulta frívolo.

Cambios en los convenios

CCOO repetirá el esquema de 2018. En Cataluña sí que se ha convocado una huelga de 24 horas en la Educación y en el Ayuntamiento de Barcelona. La portavoz de la organización, Montse Ros, recuerda que son las secciones sindicales las responsables de llegar a los pactos pertinentes en este sentido y que la posición de la cúpula debe ser la de respetar las conclusiones de este debate.

Destaca que el trabajo para la igualdad no se limita a una “huelga de concienciación”, afirma que resulta más útil  “transformar la igualdad de forma tangible” a través de la negociación de convenios colectivos.

Modificaciones conseguidas

Señala como un éxito sindical que en Pronovias se haya incluido un apartado de “protección integral para las víctimas de violencia de género pionero en Europa”; que en el sectorial del textil, donde se concentra una parte importante de la desigualdad salarial femenina, se acepte llegar a las pagas de 1.000 euros mensuales; o que las empresas químicas se hayan comprometido a analizar las retribuciones para evitar la discriminación de género.

“Pautas que seguiremos en la nueva oleada de negociaciones de convenios”, remarca.

Informe de UGT

La secretaria de Igualdad de UGT de Cataluña, Eva Gajardo, recuerda que la “huelga general es la máxima expresión para hacer efectivos nuestros derechos”, y que en el caso del 8M no se reivindica una “medida concreta”. El clamor de la calle será para “visualizar un cambio que se necesita para toda la sociedad”.

También reconoce que esto “no se conseguirá de la noche a la mañana”, y que son los colectivos más precarios donde se concentran las mayores desigualdades por cuestión de género. “Las mujeres que lo tienen más difícil para realizar la huelga”, ya que se exponen incluso a perder su trabajo, denuncia la sindicalista. Por eso señala que se debe respetar la opción de los paros de dos horas.

Este sindicato ha publicado como previa del 8M un informe sobre los últimos datos de brecha salarial, que son de 2016. En ese ejercicio, los hombres ganaron de media el 23,4% más que las mujeres por cuestión de género, cifra que supera el 22,3% que se contabilizó en el resto del país. Los empleos menos cualificados y el de menores de 25 años son los que concentran las mayores diferencias. Estas cifras llevan a Gajardo a reclamar una movilización todos los días.