Menú Buscar
Uno de los embalses de la Cuenca del Ebro, uno de los afluentes de la red de agua de Cataluña / EUROPA PRESS

Solo el 6% del agua depurada en Cataluña se reutiliza

El Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña destaca que el sistema de abastecimiendo de Cataluña es "vulnerable" y pide que se refuercen las garantías

3 min

El Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña (Cadic) ha alertado de que el sistema de abastecimiento de aguas es “vulnerable” en las comarcas litorales de Girona, Tarragona y Barcelona, que concentran el 80% de habitantes y el 84% del PIB de la comunidad autónoma. El organismo ha instado a potenciar sistemas alternativos como garantía en caso de fallo en la red o de sequía. Entre las propuestas, incrementar el volumen de agua depurada, que en la actualidad queda en el 6%.

Las estaciones del Baix Llobregat y del Besòs depuran casi un tercio del total del agua de Cataluña. Así, el Cadic ha puesto como ejemplo la situación “óptima” del Camp de Tarragona con un reaprovechamiento destinado a la industria.

Interconexión de la red

“Es necesario gestionar de mejor manera el agua que tenemos para no tener que improvisar en caso de nueva sequía”, ha señalado el miembro del Insitut Flumen, Josep Dolç, que alertado  de que los caudales de los ríos Ter, Llobregat y Ebro se reducirá más aún a consecuencia del cambio climático. De hecho, entre 1964 y 2017 el volumen del Ter bajó un 40%.

Dolç ha propuesto como solución la “interconexión” de la red de Aguas Ter-Llobregat (ATL) y el Consorcio de Aguas de Tarragona (CAT) para que se puedan transferir caudales durante los meses estivales o en momentos en que sea preciso. “Es necesario interconexión de modo que si un río tiene superávit de caudal en un momento dado se pueda dar aporte a aquellos que tengan poco abastecimiento”, ha remarcado el experto.

El Cadic ha puesto énfasis en la necesidad en la incorporación de nuevos recursos y abordar una gestión integrada de los recursos hídricos con la necesidad de estar “preparados” en caso de incidencias en la red. “No quiere decir que falte agua, lo que faltan son sistemas alternativos por si uno de estos falla”, ha explicado Dolç.