Menú Buscar
Un grupo de jubilados acogidos al Imserso, el programa de viajes para mayores / CG

El 40% de las plazas del Imserso en Cataluña quedan vacías en noviembre

Los hoteleros expresan su "preocupación" por la situación política y social en la comunidad autónoma y advierten del impacto en el turismo de congresos

3 min

El 40% de las plazas del Imserso en Cataluña para el mes de noviembre se han quedado sin cubrir. Así lo ha asegurado el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas, que también ha puesto de manifiesto la “preocupación” en el sector hotelero por la situación política en la comunidad autónoma.

La caída de reservas atiende, más allá de la situación política y social en Cataluña, a la bajada que se suele experimentar este tipo de turismo en los meses de invierno. No obstante, Molas ha criticado la tardanza en la realización y la publicación de los pliegos, que ha supuesto un retraso de los viajes.

Más destinos sin cubrir

Además de en Cataluña, también ha quedado sin cubrir el 12% de las plazas en Benidorm, uno de los destinos más demandados por las personas mayores, y de otros “destinos estrella” como la Costa del Sol --14%-- y de Cádiz --15%--. No obstante, desde el sector aseguran que los datos son positivos de cara a la Navidad, con una “buena previsión”, y especialmente en febrero, marzo y abril.

En lo que respecta a Cataluña, el sector hotelero “ha mostrado su preocupación por la situación política porque no le ven una solución a corto plazo, mientras las partes se sienten a dialogar y busquen las soluciones adecuadas”, ha señalado Molas.

Impacto en el turismo de congresos

Desde Cehat han ahondado en este aspecto al asegurar que cuentan con datos que reflejan una caída de las reservas durante los días de mayor tensión en Barcelona. "La marca 'Barcelona' es tan potente que de momento ha aguantado muchísimo mejor de lo que podíamos prever, sobre todo cuando se veían las imágenes a nivel nacional e internacional", ha señalado Molas.

No obstante, ha advertido de que esta situación anómala política y social puede perjudicar al turismo de congresos y convenciones, que ha destacado los últimos años en la Ciudad Condal.