Menú Buscar
La hostelería y la restauración son los sectores de actividad que más se refuerzan en verano, y donde los contratos duran menos / EFE

El 25% de los contratos que se firmaron en julio duran menos de una semana

De los 2,17 millones de altas a la Seguridad Social que se registraron en julio, más de la mitad ni siquiera llegaban al trimestre

17.08.2019 15:37 h.
2 min

La estadística de contratos que publica el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) revela que el 25% de los contratos que se firmaron en julio duraban menos de una semana. Es decir, 551.483 acuerdos de las 2,17 altas a la Seguridad Social que se registraron en el último mes fueron para unos pocos días.

Si se eleva el escáner a los que tienen una vigencia inferior a los tres meses, la cifra se llega hasta los 1,1 millones. Es decir, más de la mitad de todos ellos.

Precariedad del empleo

Los datos confirman la precariedad de los nuevos empleos que se han registrado en el verano, donde la temporalidad suele estar más presente por la temporada estival. Sólo el 8,5% de las altas fueron indefinidas, un total de 111.636 de forma inicial a las que se suman otras 74.077 conversiones. El 91,5% restantes fueron temporales.

Por sexos, mujeres y hombres se repartieron en julio prácticamente por igual los contratos de menos de una semana. Ellos firmaron 297.821 altas y ellas, otras 253.662.

Además, el 36% de las 2,17 millones de altas fueron por jornadas parciales (787.653 acuerdos). El colectivo femenino es en este caso el más perjudicado por este tipo de contrataciones precarias, ya que suponen el 59% del total (466.176).

Refuerzo de servicios

El sector de servicios, como suele ser habitual, copa la mayoría de los acuerdos laborales. El refuerzo del personal que atiende a los turistas con actividades de todo tipo ha propiciado el 75% de las altas (1,6 millones).

La hostelería sumó 486.151 contratos, el 22 % del total, la mayoría en restauración, con 363.546, mientras que los servicios de alojamiento acapararon 122.605. Además, es dónde destacan de forma más acusada los temporales por obra y servicio o por circunstancias de producción. Estas dos categorías son los modelos del 90% de las nuevas relaciones laborales que se establecieron en julio en España.