Menú Buscar
Imagen promocional de la aplicación 21Buttons / CG

21Buttons: ¿parásito de las marcas de moda o innovación en las redes sociales?

La propuesta triunfa entre los ‘millenials’, que cobran por sus recomendaciones en los estilos de vestir que prescriben

19.02.2017 00:00 h.
4 min

21Buttons es una start up que ha construido una red social a su alrededor. Propone ganar dinero con la simple recomendación de ropa. Concretamente, de looks en los que se incluyen las referencias de todas las prendas a las que se refieren. Triunfa entre los millenials, que han abrazado su propuesta sencilla. Ofrece ingresos a todos los usuarios con la simple prescripción pública, sin tener en cuenta el número de sus seguidores en las redes sociales. Solo se requiere que otros usuarios tengan en cuenta sus propuestas.

Muchos influencers dicen estar forrándose con 21Buttons. Recomiendan piezas de marcas como Inditex o H&M, entre otras. Ropa al alcance de todos los bolsillos que se puede adquirir desde la aplicación.

Fondos de origen desconocido

Esta es la parte conocida por los usuarios. Lo que no está tan claro es de dónde saca los fondos 21Buttons para retribuirlos. Especialistas en el mundo de la moda están convencidos de que no viene por parte de las firmar textiles.

En ese contexto de dudas, la start up ha irrumpido con un spot televisivo en el que aparecen los mismos influenciers del sector con cachés que no son precisamente bajos.

¿De dónde obtiene fondos 21Buttons? De varias rondas de financiación en las que ha participado. La iniciativa ha atraído el capital de los creadores de La Nevera Roja y otras empresas triunfadoras de la nueva oleada emprendedora en el país, indican fuentes conocedoras de los fondos de la compañía.

Obligar a las marcas a pagar

La empresa parte de la convicción de que las marcas pagarán en un futuro muy próximo por lograr que sus productos sean recomendados a través de su plataforma.

El modelo de negocio de 21Buttons consiste en crear una plataforma de venta para las grandes marcas. Llegará a ser tan potente que no podrán eludir en su cuenta de resultados. Ahora, engorda las ventas de los fabricantes sin ningún retorno. Subvenciona las comisiones a los prescriptores y, además, invierte en publicidad.

Demostración de ingresos

Según los conocedores del modelo, muy pronto podrán demostrarle a Zara o Mango cuántas ventas les llegan de forma directa desde la aplicación y deberán trabajar en modelos de colaboración conjuntos. Estudiar iniciativas como acciones especiales en El Corte Inglés para vender a través de su plataforma.

Las marcas no podrán esquivar a 21Buttons y se verán obligados a atender el coste de sus prescriptores. “De lo contrario, se arriesgarán a ser descatalogados o marginados”, indica un consultor del sector de la moda en España. Tilda a la start up de “parásito de las marcas”.

Monetizar las entradas

Ni Twitter, ni Instagram, ni Snapchat han podido alcanzar el reto de negocio que propone la iniciativa española. Son las principales redes sociales de los influencers, pero no han podido monetizar las entradas con recomendaciones de consumo. Es decir, con publicidad.

21Buttons intentará superar el reto con éxito. De lo contrario, está abocada a la quiebra por el esfuerzo económico sin retorno que supondrá mantener la actividad.