Menú Buscar
Junqueras confía en que "tarde o temprano" se consolidará la República catalana

1.300 pymes han dejado Cataluña por la tensión política

Un 24% de pequeñas y medianas empresas han abierto o abrirán cuentas bancarias fuera de la región, revela un sondeo de Pimec

3 min

Un total de 1.300 pequeñas y medianas empresas (pymes) han dejado Cataluña por la tensión política en la región. Un sondeo de la patronal Pimec revela que, además, un 24% de las mercantiles han abierto o abrirán cuentas bancarias fuera de la región durante el desafío independentista.

Según la encuesta, presentada hoy viernes, 20 de octubre, un 34% de las empresas de hasta 250 trabajadores aseguran que la situación política en el territorio les ha perjudicado.

Apenas un 1% de las compañías admiten que el órdago secesionista del Govern "les ha beneficiado". El resto (65%) aseguran no haber notado impacto alguno.

Más fugas de empresas

Según el estudio de la patronal que preside Josep González, un 15,7% de las empresas asociadas a la organización dudan sobre si trasladar su domicilio social fuera de Cataluña.

Otro 79,3% lo descarta, mientras que un 1,8% no han contestado.

Cabe recordar que Pimec representa al 99,8% del tejido empresarial catalán y al 70% de los asalariados.

Cuentas fuera de Cataluña

En un día en el que los independentistas se han intentado cebar con los bancos, la cata demoscópica de Pimec ha revelado que la inseguridad por las finanzas es notable entre las pymes catalanas, que conforman la mayoría del tejido económico de la región.

Hasta un 49% de las sociedades encuestadas admiten inquietud financiera por el intento de separación de España que comanda el presidente autonómico, Carles Puigdemont.

Un 11% de las sociedades han abierto cuentas bancarias fuera de la región, mientras que otro 13% han respondido que lo hará próximamente.

"No dañen la economía"

Durante la presentación del estudio, González ha reclamado a los líderes políticos que eviten "dañar aún más a la economía".

Para ello, el directivo ha prescrito "diálogo" entre los dirigentes de los diferentes niveles de administración y ha criticado el decreto del Gobierno que facilita los cambios de domicilio social de mercantiles catalanas.