Menú Buscar
Una ración de 'sevillanos' del Baobab

Un consuelo entre funcionarios

El Baobab, junto al Ayuntamiento de Cornellà, no está entre los grandes templos de las raciones de esta localidad del Baix Llobregat, pero tampoco decepciona.

2 min

A escasos metros de la ciénaga de instancias y funcionarios también conocido como 'Ayuntamiento de Cornellà' hay un oasis en el que consolarse tras el pago de una multa o realizar una gestión interminable: el Baobab (Pl. de l'Esglèsia, 3, Metro L5 Cornellà centre). No está entre los grandes templos de las raciones de esta localidad del Baix Llobregat, pero tampoco decepciona.

La salsa de las patatas bravas es suave, y está buena, alejada del tomate picante de bote que tanto daño ha hecho a esta sabrosa tapa. Pero están excesivamente fritas, y a menudo recalentadas. Más que crujientes, son blandas, o al menos es lo que me ha pasado las tres veces que las pedí, en días diferentes. Igual tengo mala suerte. O igual es que son así.

Los 'sevillanos' (calamares fritos) son ricos. Pero para los estómagos hechos a las tapas, son recomendables. El servicio es diligente y amable, y tienen la virtud de tener lectura en papel para pasar el rato entre caña y caña. Las lagrimitas de pollo (rebozado), también son correctas.

Bar remozado, con decoración más cerca de un bar de zona comercial que del Bar Manolo de toda la vida. En resumen, un bar que no es de sobresaliente, pero cuyo notable bajo nos da la seguridad que comeremos correctamente sin esperar demasiado tiempo para que nos sirvan.