Menú Buscar

Así funcionan las entidades financieras en España

El préstamo hipotecario es el principal producto, seguido de los créditos personales, los depósitos a la vista y de ahorro y las tarjetas de pago

R. B. C.
2 min

Las entidades bancarias son instituciones que se encuentran supervisadas por el Banco de España e inscritas en sus registros. Su función principal es la captación y administración de fondos del público para realizar préstamos, que a su vez serán recuperados a posteriori. Para poder operar necesitan una autorización administrativa oficial. Sin esta autorización previa, no se pueden realizar las funciones de una entidad de crédito, salvo que ya se haya obtenido el permiso de otro Estado de la Unión Europea y que el Banco de España haya sido informado debidamente.

Para llevar a cabo sus tareas, estas entidades cuentan con productos bancarios, que son los derivados de una transacción económica o un préstamo por el cual el banco otorga un dinero a cambio de un tipo de interés. Uno de los principales productos bancarios es el préstamo hipotecario. Es el caso más relevante debido a su larga duración. Una hipoteca consiste en que se recibe un dinero para la compra de un inmueble a condición de devolverlo periódicamente junto con unos intereses. 

En segundo lugar, otros productos bancarios son los préstamos personales y créditos, muy útiles a la hora de comprar un coche, un ordenador o un producto de características similares y su financiación resulta más sencilla. Entre los productos Sabadell se pueden encontrar préstamos y créditos adaptados a cada tipo de necesidad.

En el caso de los depósitos (a vista, a plazo o de ahorro), tienen su funcionalidad en que el cliente deja un dinero en el banco y ese dinero le irá generando un interés concreto. Las tarjetas, por su parte, reciben distintas denominaciones según los servicios que ofrecen. Las más utilizadas son las tarjetas de crédito y de débito. Otros productos bancarios son los cheques, las cuentas, las transferencias bancarias o la banca a distancia, que permite relacionarse con su banco sin la necesidad de desplazarse.