Menú Buscar

Reportajes

Ruta vikinga por Dinamarca

Preparamos un recorrido alternativo para descubrir el origen y la evolución de los vikingos

Sandra Larumbe

Los barcos de Roskilde

Los drakar o barcos vikingos fueron el elemento fundamental para el éxito de estos guerreros. A 30 kilómetros de Copenhague se encuentra el Fiordo de Roskilde, que llegó a ser capital de Dinamarca y cuenta con el Museo de Barcos Vikingos (Vikingeskibsmuseet). En este museo se exponen cinco embarcaciones vikingas reconstruidas a partir de restos recuperados del propio fiordo.

El barco vikingo por excelencia es el drakar (dragón): naves largas, fáciles de maniobrar, de poco calado, ligeras, estables y rápidas, que disponían de velas y remos a lo largo del casco. Este diseño les permitía deslizarse entre las rocas y niebla de los helados mares de Escandinavia y maniobrar rápidamente en las batallas. En la proa solían llevar la imagen de un dragón que usaban como protección contra los malos espíritus marinos y de los terrenales.

Ribe, el pueblo más antiguo de Dinamarca

En Jutlandia, se encuentra la ciudad más antigua de Dinamarca, Ribe. Fue fundada a principios del siglo VIII, y de su época medieval conserva un precioso centro histórico y dos edificios de gran interés: la catedral, la primera iglesia católica del país, y el edificio del Ayuntamiento. También merece la pena visitar la casa renacentista de Taarnborg, hogar del escritor H. A. Brorson.

Se puede sentir la historia alrededor de este pueblo rural ya que, en el Centro Vikingo de Ribe, se puede pasear por una aldea vikinga reconstruida a tamaño real, poblada por vikingos.

El puerto Vikingo de Bork y las piedras rúnicas de Jelling

También en Jutlandia, en el impresionante Fiordo de Ringkobing, se encuentra el puerto vikingo de Bork. Se trata de la recuperación de casas, barcos, mercados y costumbres de la época. Los locales se transportan al pasado durante unos meses y así, de marzo a octubre, aproximan al visitante a la cultura vikinga entre luchas y bailes. Cerca de este puerto, encontramos Jelling: montículos funerarios construidos en honor a reyes vikingos. El rey Vikingo Harald Bluetooth grabó en una roca en el pueblo de Jelling una declaración que decía que él había unido Dinamarca como reino y establecido el cristianismo. El conjunto de Jelling fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y se trata de uno de los lugares más importantes de la historia danesa por la conservación de la escritura de runas, muy utilizada por los antiguos escandinavos.

El museo de Hobro

Hobro es una ciudad en el fiordo de Mariager, en Jutlandia, entre Aalborg y Randers. Pertenece al municipio de Mariagerfjord y se levanta en un terreno abrupto, custodiado de norte a sur por altas montañas. Destaca su iglesia a bandas de ladrillo de color rojo y amarillo, y el Bryghus de Bie, una fábrica de cerveza donde se puede degustar esta bebida y comida danesa. Además, no hay que perderse la belleza natural del fiordo con un paseo en barco. Pero si algo ha hecho famosa a esta pequeña ciudad es Fyrkat, el anillo vikingo, las bases de una fortaleza circular del año 980. Cuenta con una rica colección de hallazgos arqueológicos prehistóricos y vikingos.

El mayor cementerio vikingo en Aalborg

La ciudad Aalborg, situada al norte de la península de Jutlantia, es la cuarta ciudad en importancia de Dinamarca. Tiene la particularidad de estar partida en dos por el fiordo de Lim (Limfjord), que parte también todo el norte de esta península. Aquí está Lindholm Hoje, el cementerio vikingo más importante de Dinamarca, compuesto por 682 tumbas y 150 barcos de piedra. Las tumbas están ordenadas cronológicamente: las más antiguas de la Edad del Hierro están cerca de la cima de la colina, y las más alejadas, hacia abajo, son del año 1000. La disposición de las piedras indica qué tipo de persona estaba enterrada debajo. Por ejemplo, las tumbas de las mujeres tienen forma redonda u ovalada, mientras que las de los hombres son puntiagudas.

Los dioses vikingos de Odense

Odense es la tercera ciudad más grande de Dinamarca, después de Copenhague y Aarhus. Está situada la isla de Fionia, y es la capital y la ciudad más grande de la isla. En el año 1086 fue asesinado mientras oraban en el altar de la iglesia San Albano en Odense, el último rey vikingo, llamado Canuto IV, por los propios campesinos del lugar. Posteriormente, este rey fue canonizado y sus restos se encuentran en la Catedral de San Canuto.

Los primeros vikingos adoraban a los dioses de la naturaleza, y por encima de todos estaba Odin: el dios de la guerra, de la muerte, de la sabiduría, de la poesía y de la magia, considerado el padre de todos. La ciudad de Odense, cuyo nombre proviene de Odins Vi (el santuario de Odin), era el lugar donde se le veneraba. También cabe mencionar que la ciudad de Odense está muy orgullosa de haber sido el lugar de nacimiento de Hans Christian Andersen. Aquí se encuentra el Museo Hans Christian Andersen, en el que hay información acerca de su vida y de sus cuentos.