Crónica Global

Reportajes

Esto es así


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Daroco

6 Rue Vivienne, Paris11e. En la antigua macrotienda de Jean Paul Gaultier en la preciosa Galerie Vivienne (uno de mis lugares favoritos de París, del que ya he recomendado Legrand Filles et Fils) encontramos este restaurante de inspiración italiana, de altísimos techos, que sólo conserva de su anterior dueño las camisetas marineras de los camareros. Daroco es un restaurante italiano de inspiración sarda: aquí encontramos platos típicos siempre con un 'twist' interesante: el vitello tonnato se sirve con un toque de sifón de hierbas y rúcula, la burrata con pesto y crema de limón verde, las pizzas son de una masa finísima e ingredientes sardos... Los platos de pasta son absolutamente clásicos (carbonara como en Roma, putarga, vongole...)  pero perfectamente ejecutados, cosa que en París no es tan fácil de encontrar. Hay una carta de vinos y cocktails interesantes del bar Danico, se puede cenar hasta medianoche y los precios son muy ajustados, teniendo en cuenta la zona.

'Daha', de Hakan Günday

Una novela implacable sobre el tráfico de personas en el Mediterráneo, contada desde el punto de vista de un chaval, hijo de un traficante, que, para orgullo de su padre, empieza a dar sus primeros pasos en el negocio. La novela fue escrita en 2013 y desde entonces han pasado cosas aún mas horribles en este mar nuestro. Esta novela atroz y necesaria es capaz de transportarnos al corazón de la tragedia sin sentimentalismos ni concesiones a lo políticamente correcto. Es de esas novelas que duelen. El director Onur Saylak la llevó al cine con el mismo título.

'Un corazón en invierno', de Claude Sautet (1995)

Con Emmanuelle Béart, Daniel Auteuil y André Dussollier. ¿Por qué recomiendo esta película del año 95? Porque me parece una de las películas mas románticas que he visto nunca. Porque me parece que Claude Sautet era (murió en el 2000) un director y guionista de una delicadeza e inteligencia inigualable. Porque ninguno de los grandes actores que la protagonizan estuvieron tan ajustados y conmovedores ni antes ni después. Porque hay que revisar películas que nos descubren facetas escondidas del alma humana. Porque es una película sobre los espejismos del amor, sobre ese momento de cristalización y ansia y hambre de conexión que a veces, muchas veces, conduce a callejones sin salida porque atribuimos a ese esquivo “otro” cosas que sólo están en nosotros. Porque, créanme, es una gran película. Una película que me hubiera gustado dirigir. 

'Cigarettes after sex'

Un disco melancólico de música con base electrónica y la dulce y andrógina voz del americano Greg Gonzalez, que parece que te susurre al oído, para escuchar exactamente en el momento al que se refiere el nombre del grupo. No en vano, Greg Gonzalez habla de Françoise Hardy como su gran influencia. Podría ser la banda sonora de un film de John Dahl, si John Dahl siguiera dirigiendo películas...

A evitar

Comprendo perfectamente que, después del atentado de Barcelona, todos nos encontramos perplejos, acojonados (“no tinc por” pero acojone sí) y sin muchas referencias para explicar por qué ha pasado lo que ha pasado. Pero encuentro particularmente desesperante los testimonios de los que conocieron a los terroristas y siguen insistiendo en lo buenos que eran, lo integrados que estaban y lo bien que jugaban al fútbol. Las señales, igual que en la violencia de género, siempre están ahí. Que las sepamos o queramos ver es otra cosa.