Crónica Global

Reportajes

Esto es así


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Restaurante Els Cubs

En la carretera comarcal de Igualada a Ódena, en el kilómetro 37, en un desvío encontramos un cartel discreto que lleva a este lugar singular, el mejor de la zona, donde es difícil escapar de las carnes a la brasa sin demasiada enjundia. Els Cubs es una masía restaurada con sencillez y gusto, donde sirven una fórmula menú a 27 euros. Surtido de entrantes deliciosos y de primera calidad, jamón ibérico, croquetas de berenjena, anchoas con aguacate. Después, la carta ofrece la opción de arroz (negro, de setas y foie, paella, todos riquísimos) o platos de carne o pescado, que no he probado porque es difícil sustraerse a los tentadores arroces de Els Cubs. Excelentes postres y una carta de vinos con una interesante selección completan la oferta. Servicio amable y dedicado. Un auténtico oasis.

'The handmaid's tale' ('El cuento de la criada')

La adaptación producida por Hulu de la novela de Margaret Atwood es una brillante y terrorífica distopía sobre un mundo donde las mujeres son secuestradas, esclavizadas y utilizadas para tener hijos. Produce una increíble desazón ver los paralelismos de esta distopía con el mundo en que vivimos, donde muchas mujeres se están convirtiendo en meros úteros de alquiler. La gran baza de esta adaptación es el rostro mutante y conmovedor de Elisabeth Moss.

Aldous Huxley, George Orwell y Ray Bradbury

Este es el momento de releer a Aldous Huxley ('Un mundo feliz') a George Orwell ('1984') y a Ray Bradbury ('Farenheit 451'). La mezcla de estas tres obras (combinada con el visionado de 'El cuento de la doncella') nos ofrece un retrato mil veces más cercano a la realidad del mundo en que vivimos que todas las horas de los informativos del planeta sumadas a los inacabables contenidos de los periódicos y webs de noticias. Cuando la distopía no es ni siquiera una parodia: bienvenidos al hoy.

La obra de William Basinski

El compositor americano contemporáneo William Basinski lleva años produciendo obras con sonidos encontrados, viejas cintas de casetes degradadas y loops de ordenador, que en sus manos consiguen evocar melancólicos mundos perdidos y paisajes sonoros donde dan ganas de perderse. Ninguno de sus temas baja de los 50 minutos. Música para aventurarse por caminos desconocidos.

A evitar

Lo políticamente correcto: ha llegado un momento en que ya no se puede decir "esto me parece horroroso" porque algún colectivo se va a ofender y montar algún cirio en las redes sociales o, lo que es peor, en los juzgados. Una cosa es atacar de manera violenta con insultos y otra decir simplemente "esto no me gusta". A mí no me gusta ni el ajo ni el bacalao, pero quiero poder decirlo sin que los cultivadores de ajo o los pescadores noruegos se ofendan y me linchen. Tampoco soporto a Coldplay, pero eso es otra historia.