Menú Buscar
Crónica Global

Reportajes

Kiki’s, el restaurante que sedujo a Coixet


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Kiki’s 130 Division street, NYC

En una esquina perdida del Lower East Side, sin letrero exterior más que el del bazar chino que existía antes, se encuentra este restaurante griego, que seducirá incluso a aquellos que, como yo, no son particularmente fans de esta cocina. Kiki’s posee el encanto de la falta de pretensiones y el acento en el sabor y la frescura de sus ingredientes con platos simples, sabrosos, presentados por un servicio joven, amable y dispuesto a que te lo pasas bien. El pulpo asado es delicioso, los fritos de calabacín con queso están de vicio y el vino blanco de la casa es sorprendentemente bueno. Los días de sol, éste inunda los ventanales de Kiki’s y si cierras los ojos e ignoras el taller de reparación de camionetas, podrías creerte en cualquier bar de Salónica.

'Mujeres y poder', de Mary Beard

Este pequeño libro de la historiadora Mary Beard es un prodigio de sabiduría, ironía, sentido común y conocimiento con argumentos apoyados en el enciclopédico saber de la autora. Desde Medusa a Theresa May, Beard traza un recorrido sobre las actitudes frente al poder de las mujeres. De esos libros que deberían estar en todos los colegios donde los alumnos todavía leen en vez de googlear contenidos masticados.

'La muerte de Stalin', por Armando Iannucci y Steve Buscemi

Una sátira descacharrante, inteligente y lúcida sobre los acontecimientos que rodearon la muerte del dictador. Steve Buscemi como Nikita Khrushchev con acento de Brooklyn está que se sale y la película deja el regusto amargo de cuando te ríes de algo sabiendo perfectamente que fue terrorífico. La película ha sido prohibida en Rusia. Me pregunto por qué...

'Island letter', de Shuggie Otis

Una preciosa y relajante canción de 1974 con la voz aterciopelada de Shuggie Otis que te permite olvidar por unos minutos que estamos en 2018.

A evitar

La injerencia de Rusia en las situaciones políticas de numerosos países parece cosa probada, pero eso no debe hacer que olvidemos la injerencia de Estados Unidos también en muchos países tanto en el pasado como ahora mismo.