Menú Buscar
Crónica Global

Reportajes

Cosas que hacer con Coixet en tiempos del coronavirus


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Esto es así (en tiempos del coronavirus)

Si no te ves saliendo al balcón a cantar, a aplaudir o a tocar la cacerola, si estás hasta las narices de los hashtags #todovaasalirbien o de los memes sobre el papel higiénico o si no puedes más de los amigos que te recuerdan cada dos por tres que gracias a esta bonita pandemia los patos y los delfines han vuelto a Venecia, aquí van una serie de recomendaciones buenas, bonitas y baratas para pasar estas semanas de confinamiento forzoso (o como dice el escritor que encabeza cada día el top ten de Crónica Global, el ínclito Ramón de España, “confitamiento”).

La cuenta de Instagram de CHARO (née Maria del Rosario Molina Baeza) @officialcharo

La que fue esposa de Xavier Cugat es seguramente una de las personalidades mas exóticas y divertidas de Ia red social. Ver a esta mujer de infinito y tierno desparpajo, que va para los 80 en short, calcetines por la rodilla y con el mismo peinado que lucía cuando fue guest star de Vacaciones en el mar exprimir naranjas, partir rollos de papel de cocina, o dar instrucciones para abrazar a distancia, en una mezcla de murciano/inglés, es absolutamente fascinante.

Superprof

Una web para aquellos culos inquietos que necesiten como sea sentir que estos días no van a ser una pérdida de tiempo y que tienen que aprender algo. En superprof pueden encontrar clases particulares a distancia con webcam de las materias mas variadas. Yo he probado clases de conversación en italiano y tengo que decir que funcionan y que puedo pronunciar “Ma che palle!!!" como si hubiera nacido en Cinque terre.

Foodie Love en la plataforma HBO

Sé que no es elegante recomendar la serie que he escrito, dirigido y producido, pero ¿donde está escrito que yo sea elegante? Creo que en este momento, asistir a las andanzas de Laia Costa y Guillermo Pfening entre cafés, restaurantes, bares, camas y pastelerías es quizás una de las mejores maneras de olvidar por un rato, esto que nos ha tocado vivir, no sabemos hasta cuándo. Aunque esté mal que yo lo diga. Bueno, no, pensándolo bien, no está mal.