Menú Buscar
Crónica Global

Reportajes

Con Coixet, Lucinda Williams y un vaso de bourbon


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

A Pluma

Vuelven los esplendorosos pollos gourmet de A Pluma, que ya se pueden pasar a buscar por dos de sus tres establecimientos de Barcelona (Gran de Gràcia 7 y Santaló 39). Un día confinado con un pollo y unas croquetas de A Pluma, nunca será un un día perdido.

Hollywood (o viva Hollywood)

La nueva serie de Ryan Murphy en Netflix abunda en piscinas llenas de efebos desnudos, interiores a los que no les falta un detalle y buenas intenciones, pero naufraga en el casting de sus jóvenes protagonistas que actúan mal incluso en las secuencias en las que se supone que tienen que actuar mal. Salvan el show, los actores maduros, Patti Lupone y Joe Mantello, que sí que parece que saben lo que están haciendo.

'La extranjera', de Claudia Durastanti (Anagrama)

Una novela rica, diferente, sorprendente, sobre la tragedia y las ventajas de ser extranjero: en tu familia, en tu casa o en tu país. La protagonista de este libro, es hija de padres mudos y desciende de una familia de emigrantes que salieron de Italia rumbo a Estados Unidos, pero nunca pasaron de los confines de Brooklyn... para volver de nuevo a Italia, mas desubicados que nunca.

'Good souls Better Angels', de Lucinda Williams

La voz ronca y profunda de Lucinda Williams te lleva a bares mal iluminados donde mantener reconfortantes conversaciones con extraños. Un disco para degustar despacio al atardecer con un vaso de bourbon en la mano.

'Le daim' y 'Au Poste', de Quentin Dupieux

Entre el catálogo que ofrece Movistar a sus abonados se encuentran estas dos joyas del francés Quentin Dupieux (alias Mister Oizo en su faceta musical). Los que esperen conclusiones, tramas redondas y todo mascado, que se olviden de estas películas porque igual les ponen de los nervios. Los fans de BenoÎt Poelvoorde, de Tati, de Buñuel, de reírse de su sombra y de las chaquetas de cuero con flecos que hablan, entre los que me hallo, pueden pasar muy buenos ratos.