Menú Buscar
Crónica Global

Reportajes

Coixet recomienda el documental 'Faces, places'


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Frankfurt Rosellón

En el Frankfurt Rosellón (calle Rosselló, 36) preparan unas de las mejores y más creativas hamburguesas de Barcelona, además de un menú diario por menos de diez 10 euros, equilibrado y sabroso. Recomiendo la hamburguesa de ternera con queso de cabra y cebolla caramelizada y la de atún con salsa teriyaki y verduras al aceite de sésamo. Buena selección de vinos por copas y un ambiente familiar.

'Faces, places', de Agnès Varda y JR

Este documental firmado por la mejor directora en activo del mundo y el artista urbano JR muestra el recorrido por la Francia rural de esta singular pareja y es absolutamente conmovedor. Merecería la pena su visionado aunque sólo fuera por el capítulo final en que ambos se acercan hasta la casa en Suiza de Jean-Luc Godard. Una película que muestra Francia y a los franceses a años luz de las comedias populares y el falso glamour de los anuncios de Chanel.

'Swimming', de Mac Miller

Gracias a mi hija, he vencido los estúpidos prejuicios que me impedían escuchar a este rapero blanco, recientemente fallecido. 'Swimming' es un disco sin desperdicio, energético, elegante, melancólico y redondo.

A evitar

Resulta ya casi completamente imposible evitar que los periódicos en cualquiera de sus soportes repitan hasta la saciedad las calumnias que alguien decididamente malintencionado, rastrero y ruin manipula a su antojo. Jamás, como es bien sabido, he tenido el menor problema sosteniendo las cosas que he dicho. Pero me fastidia sobremanera que pongan en mi boca las cosas que yo no he dicho. Pero si tuviera que responder, puntualizar, rebatir y corregir esas cosas, no daría abasto. Y la vida es muy corta.

O sea: yo SÍ he dicho que me siento, RESPECTO A LA REALIDAD DEL MUNDO (Trump, Putin, el calentamiento global, el turbocapitalismo, el #metoo) como en la película de Frank Darabont 'The Mist' ('La niebla'), que transcurre en un supermercado rodeado de una espesa y misteriosa niebla tras la cual se ocultan zombis. Con esa imagen, que utilicé en el Festival Hay de Segovia, y que he utilizado en ocasiones anteriores, NO me refería a Cataluña, sino al momento que vivimos los ciudadanos de a pie, donde es imposible saber qué fuerzas mueven los hilos del mundo y en que las herramientas que teníamos en el pasado para analizar la realidad ya no nos valen.

Me pregunto a quién y por qué le interesa poner en mi boca que Cataluña es un país de zombis. Y, francamente, no sé si quiero saberlo.