Menú Buscar
Crónica Global

Reportajes

Para estas Navidades Coixet recomienda el Blanco de Albillo


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Blanco de Albillo, de Bodegas Valduero

¿Un vino blanco de Ribera del Duero? Reconozco que me parecían conceptos antagónicos hasta que Yolanda García, la formidable enóloga de las Bodegas Valduero me convenció para probarlo ¡y me encantó! En una cata ciega lo hubiera confundido con un gran Borgoña. Es un vino increíblemente aromático, poderoso, delicado, meloso y delicioso. Un vino que en cada sorbo te sumerge en una película romántica francesa de los años sesenta, de esas que nunca pasan de moda. Un gran descubrimiento a un precio imbatible.

'Vagamundo', de Santiago Auserón

Las versiones con orquesta sinfónica de los temas incombustibles de Santiago Auserón son una prueba más de su talento: es nuestro Jacques Brel caribeño, nuestro Léo Ferré sin Saint Germain des Prés, pero con mucho Rimbaud y Verlaine.

'Comimos y Bebimos', de Ignacio Peyró

Uno de esos raros y deliciosos libros que hablan de comer y de la comida, sin embustes, sin postureo y con una necesaria sinceridad. Es un placer recorrer un año de comidas con Ignacio Peyró y estar tan de acuerdo con él en las abominaciones con que los nutricionistas de turno nos quieren amargar la vida: ¡viva el queso y abajo el culto al sobrevalorado desayuno!

'Roma', de Alfonso Cuarón

Todas las alabanzas que se le puedan hacer a la película 'Roma' de Alfonso Cuarón son pocas. Mi única recomendación es: véanla en pantalla grande para saborearla a fondo y luego vuelvan a verla en Netflix, merece muchísimo la pena. Preciosa historia, inmensas presencias de los actores, bellísima película.

A evitar

Desde Tokio, donde escribo estas líneas, el mundo de Torra y sus apóstoles aún me parece más marciano, ajeno, ridículo y peligroso. Que, después de lo de Eslovenia, nadie de su entorno (porque alguien cuerdo tiene que haber, ¿no?) le lleve a un rincón y le lea la cartilla, es una prueba más de que estamos en manos de una cuadrilla de descerebrados. Y mira que está lejos Japón...