Menú Buscar
Crónica Global

Reportajes

Coixet nos sugiere ver 'La buena esposa', con Glenn Close


Recomendaciones semanales (y alguna queja)


Isabel Coixet

#estoesasi

Antúnez

En la calle Neptú, 18, esquina Luis Antúnez en Barcelona. Este local, hace muchos años, era un rincón oscuro, que pasaba totalmente desapercibido, donde hacían un aceptable steak tartare. Hoy es un restaurante abierto a la calle, luminoso, cálido, acogedor, donde se come muy bien: croquetas de gorgonzola y pera deliciosas (también las hay de chipirones), milhojas de bacalao, alcachofas y crujiente de parmesano, canelón de pato (impresionante), huevo a baja temperatura con crema de foie, arroz con cigalas… Vinos muy bien escogidos.

'Wide awake', de Rayland Baxter

En la primavera de 2016, el autor Rayland Baxter pasó tres meses aislado en una antigua factoría de neumáticos en Kentucky, durmiendo en un colchón con la sola compañía de su guitarra. El resultado es este álbum maravilloso con diez joyas de canciones que hablan del estado de su corazón y del estado de su nación. Reconozco que, desde hace semanas, tengo que escuchar cada mañana la canción 'Without me', que me parece la mejor canción de ruptura sentimental que he oído en mucho tiempo.

'La buena esposa'

Una película que tiene una única razón poderosísima para ser vista: la presencia magnética de Glenn Close, que lleva prácticamente sobre sus espaldas el peso de este desigual film basado en la novela de Meg Wolitzer. Aspectos francamente poco verosímiles de la trama quedan suplidos por una interpretación salvaje y apasionada de una fenomenal actriz absolutamente entregada a un personaje de abnegada mujer de escritor.

A evitar

Un país que se dispara una y otra vez tiros en el pie difícilmente podrá levantarse y tirar para adelante: es y será un país paralítico. Y es una lástima, ¿no les parece?