Crónica Global

Reportajes

¿Cómo se consigue el sonido perfecto para cada coche?


El sonido se percibe a través de los sentidos y, aunque el cerebro humano está expuesto constantemente a las señales que recibe, la tecnología también puede despertar emociones


Claudia Granja

¿Cómo recibe nuestro cerebro la información sensorial?

En un mundo de datos, información y tecnología de la que somos receptores, emisores, partícipes y protagonistas a jornada completa, encontramos en nuestros gustos los complementos ideales para mejorar nuestra calidad de vida y la de quien nos rodea.

Vivimos sumergidos en una acústica urbana constante. Complacer a un cerebro atosigado por todos los 'inputs' que recibe a diario, no es fácil, aunque, en ocasiones y en determinados lugares, nuestros oídos pueden encontrar el refugio perfecto.

El coche como espacio favorito

El coche se ha convertido en una herramienta fundamental en nuestro día a día. Con el avance de la tecnología, los coches son una fusión de diseño e ingeniería que tiene como misión ofrecer la máxima seguridad y confort. Cada vez más sofisticados y con más prestaciones, en ocasiones es difícil encontrar qué diferencias hay entre modelos similares. El estilismo y el motor marcan en la mayoría de los casos la elección definitiva, pero ¿cómo reaccionamos ante todos aquellos detalles que pasan desapercibidos? ¿Cómo debe sonar un coche? ¿Cómo reacciona nuestro cerebro ante la perfección acústica o, incluso, ante el silencio?

Para el cerebro, los sonidos “no deben ser excesivamente elevados, ni estridentes, ni destacar por encima del resto”

¿Cómo encontrar el sonido perfecto?

Los coches son uno de los actores principales de nuestro día a día, y cada detalle está cuidadosamente examinado para seducir a nuestra mente. La susceptibilidad de nuestros sentidos es muy diversa. Hay tantas percepciones como personas, y pese a los soportes informáticos que facilitan el trabajo de los ingenieros, la robótica no puede competir con los sentidos humanos originales. En el departamento de Acústica de SEAT, Núria Pellisé estudia, junto a un equipo de ingenieros, todos los sonidos que un conductor y los pasajeros pueden escuchar durante la conducción. Núria destaca la importancia del sonido de la puerta al cerrarse porque es una de las primeras impresiones que el conductor tiene al entrar en el coche. Según explica, este golpe tiene que dar sensación de “estanqueidad” y debe ser un sonido “seco y corto que transmita calidad”. 

Ingeniería por y para humanos

La ingeniería y la tecnología han llevado hasta límites no conocidos las prestaciones de los vehículos que usamos a diario. Con la ayuda de equipos de medición binaurales de última generación, los ingenieros descubren de dónde vienen estos sonidos y por qué se producen. Además, cuentan con la ayuda de una cabeza artificial con un sistema de micrófonos que incorporan una ecualización muy parecida a la del oído humano con la que se detectan aquellos sonidos que deben eliminarse y los que deben mantenerse para dotar de una mayor calidad, seguridad y confort al vehículo. Todos trabajan para encontrar la harmonía perfecta y cualquier producto que está desarrollado por y para humanos sólo puede ser un éxito.

 

Algo que está hecho por y para humanos sólo puede ser un éxito

Cartela ending logo naranja

Colabora SEAT