Menú Buscar
Longaniza de payés loncheada de la marca Carrefour.

Un ‘payés’ en su merienda

La longaniza loncheada Carrefour, buen precio y buen sabor

Sergio Fidalgo
4 min
    Producto  
Longaniza de payés loncheada
Precio Marca
1,49 Carrefour
Establecimiento
Carrefour Express

Los embutidos loncheados se han convertido en un alimento imprescindible en casi todos los hogares. De los “cien gramos de salchichón” de antaño en la charcutería del mercado se ha pasado a escoger un blíster con la especialidad deseada en cualquier gran superficie, supermercado o en el colmado de la esquina. Dentro de esta gama de productos la longaniza de payés es uno de las más sabrosos y apreciados, sobre todo en Catalunya.

Una de las empresas líderes en la distribución comercial a nivel mundial, Carrefour, cuenta con un blíster de cien gramos de este sabroso embutido ya listo para consumir, bien ‘a pelo’ o como relleno de un bocadillo. Una marca tradicional dentro de la charcutería catalana, Valldan, también ofrece un envase de cien gramos de longaniza de payés del Berguedá, comarca de la provincia de Barcelona en la que tiene su sede esta firma cárnica.

Factor precio

El blíster de cien gramos de longaniza de marca de distribución cuesta 1,49 euros (14,90 euros el kilo), frente a los 1,99 euros (19,90 euros el kilo) que se ha de desembolsar para adquirir el embutido de Valldan. El ahorro si se escoge el envase de Carrefour ronda el 25 %. El packaging de las dos marcas es bastante sencillo, un envase de plástico sin apenas elementos de diseño con la información básica para el consumidor. Ninguno de los dos es una maravilla para conservar las lonchas sobrantes.

El sabor de la longaniza Carrefour es sabroso, suave y ligeramente salado. La distribución de la grasa es uniforme, en boca se nota la presencia de pimienta, pero sin saturar. El color es un poco más claro que el del embutido del fabricante del Berguedá. La loncha Valldan es más gruesa y consistente (unas veinticuatro por envase frente a unas cuarenta por envase en el estuche de marca blanca) y su sabor es un poco más intenso y está ligeramente especiado.

La Valldan también tiene la grasa repartida de manera uniforme, y cuenta con una menor cantidad de sal (3,1 gr./100 gr.) con respecto a la longaniza de la cadena de supermercados (4,6 gr. /100 gr.). Ambos productos no contienen gluten y son aptos para celíacos. En el envase se avisa que el producto de Carrefour se ha de consumir en setenta y dos horas una vez abierto el envase y el embutido de marca de fabricante en un máximo de cuarenta y ocho horas.

Más calorías

Si lo que se busca es aporte energético, la Carrefour presenta 453 kilocalorías/100 gramos frente a las 354 kcal./100 gr. de la marca de fabricante. Esta última también cuenta con menos grasas en su composición (22,1 gr./100 gr. de las cuales saturadas 9,5 gr./100 gr.) frente a la longaniza de la cadena de supermercados (38 gr./100 gr. de las cuales saturadas 15 gr./100 gr.). La Valldan tiene más proteínas (43,7 gr./100 gr frente a 26 gr./100 gr.).

La longaniza de Valldan tiene más hidratos de carbono (3,8 gr./100 gr. de los cuales azúcares 1,5 gr./100 gr. frente a 1,9 gr./100 gr. de los cuales 1,1 gr./100 gr.). Resumiendo: el factor precio está del lado de la longaniza Carrefour, con un ahorro de un 25 %. Además, las lonchas son más finas, lo que puede facilitar el reparto en varios bocadillos. El sabor es bueno en los dos casos, y aunque no es un producto de dieta, la Valldan cuenta con menos grasas y un aporte energético inferior, por lo que es un embutido muy atractivo para los que quieran ir reduciendo calorías.