Menú Buscar
Salsa picante de la marca Hacendado en Mercadona.

‘Fuego’ en la boca, ahorro en el bolsillo

La salsa picante Mercadona, un aderezo a buen precio

Sergio Fidalgo
4 min
  Salsa brava   Producto  
Salsa picante
Precio Marca
0,98 Hacendado
Establecimiento
Mercadona

El picante es siempre un sabor controvertido. Para unos un poco ya es demasiado y para otros nunca hay bastante fuego en la boca para satisfacer ese hambre de sensaciones fuertes. Es difícil encontrar el punto adecuado que satisfaga a cada comensal. La cantidad necesaria es muy personal, ya que en el caso que el cocinero se exceda al condimentar, más de un comensal no podrá ni comenzar ni acabar el plato mientras sufre el 'infierno' que se ha producido en su paladar.

Una forma práctica de regular la cantidad de picante a gusto de cada uno son las botellitas de salsa picante a base de chile, que con solo unas gotas convierten el plato más plácido en lo más parecido a lo más parecido a un carrusel de sensaciones. Bien sea para un zumo de tomate en tránsito hacia un Bloody Mary, o para dar ‘marcha’ a cualquier salsa, esta gama de productos es indispensable en cualquier hogar en el que uno de sus habitantes sea amante de este sabor.

Fuego a buen precio

Mercadona cuenta con una botellita de plástico de 100 mililitros de salsa picante que es más que destacable, por su precio y por su sabor. Para comparar se ha escogido al clásico entre los clásicos, el envase de cristal de 60 mililitros de Tabasco, de la compañía norteamericana McIlhenny. El ‘packaging’ de este último es más cuidado, se presenta en una caja de cartón con un diseño cuidado y el difusor es de vidrio, mientras que en la marca española es de plástico.

Todos estos detalles se entienden al ver el precio de ambos productos. La salsa picante Hacendado cuesta 0,98 euros (9,80 euros el litro) frente a los 2,59 de la marca líder (43,17 euros el litro). La diferencia es abismal, y la marca norteamericana juega con su prestigio (merecido) a nivel mundial. La vida útil de la salsa Tabasco es superior, dado que tiene una fecha de caducidad cercana a los cinco años desde su fabricación, y la de marca blanca es aproximadamente de la mitad.

Ambas cumplen su función de aportar ‘fuego’ a los platos, pero el sabor de la marca estadounidense es más fuerte y conviene dosificar la salsa con más prudencia. Su difusor gota a gota lo facilita. Pero la Hacendado no desmerece a la hora de poner picante en cualquier guiso. Ambas tienen un toque avinagrado, un olor intenso, un color rojo en que destacan los puntitos del puré de los chiles. Quizás la Tabasco es más ‘sabrosa’ en cuanto que el picante, siendo más vivo, tiene menos regusto de vinagre en boca.

Valores nutricionales

El aporte energético es escaso, ya que la marca blanca cuenta con 32,40 kcal./100 ml. frente a las 16 kcal./100 ml. de la Tabasco. Pero tomarse cien mililitros de estas salsas de una tacada solo está al alcance de seres con estómagos de titanio, así que no hay que preocuparse por lo que puedan engordar. La Hacendado presenta 1,59 gr./100 ml. de sal frente a los 1,80 gr./100 ml. de la marca líder, y 0,20 gr./100 ml. de grasas frente a los 0,70 gr./100 gr. del producto norteamericano.

La Tabasco está compuesta solo por vinagre, chile rojo (19 %)  y sal. La Hacendado por pasta de pimienta cayena, pasta de jalapeños rojos,  vinagre de alcohol, agua, sal y goma, y se avisa que contiene sulfitos. Eso sí, la diferencia de precio es tan abultada que para los consumidores habituales de picante nos atrevemos a recomendar un bote de marca blanca para el día a día y uno de Tabasco para ocasiones más ‘especiales’, como la preparación de cócteles o platos más sofisticados.