Menú Buscar
Sardinillas en aceite de girasol de Carrefour.

De pesca a buen precio

La sardinilla Carrefour, una gran opción para los fans de las conservas de pescado

Sergio Fidalgo
4 min
  Aceitunas   Producto  
Sardinillas en aceite de girasol
Precio Marca
0,71 Carrefour
Establecimiento
Carrefour

En España hay una gran variedad de conservas de pescado, un producto excelente para consumir tal cual o como aderezo de ensaladas, verduras o multitud de platos. Sin despreciar al honesto y siempre fiel bocadillo que nunca falla y que de tantos apuros saca cuando se dispone de poco tiempo. Y dentro de esta gama las sardinillas en aceite de girasol son una opción no tan económica como la sardina, pero más suave al paladar.

Dentro de su línea básica Carrefour cuenta con una lata que cuenta entre seis y diez sardinillas, que es la medida estándar utilizadas por otras marcas de fabricante como Cabo de Peñas. Ambas empresas envasan su producto en Galicia, aspecto que es destacado por Carrefour, aunque en los dos casos leyendo la caja no queda claro de donde procede el pescado.

Un buen precio

Como es tradicional la marca de distribución es bastante más económica que la Cabo de Peñas: una lata de 85 gramos de peso neto (60 gramos de peso escurrido) de Carrefour cuesta setenta y un céntimos y la marca de fabricante se va a los noventa y nueve céntimos. Casi un treinta por ciento de ahorro por envase, un ahorro más que apreciable en un producto de gama básica.

Aunque el sabor es un tema muy personal, la sardinilla Carrefour es más suave y ligeramente más sabrosa. La Cabo de Hornos, siendo buena, es un poco más correosa y con un regusto un poco más fuerte. Ambas sardinillas tienen el toque justo de sal, y el aceite, sin ser gran cosa ya que estamos en productos de línea económica, cumple sobradamente su función de conservar el producto, aunque sin aportar  mucho más. No consumirán media hogaza de pan mojando en él.

Valores similares

El aporte energético es razonable: 220 kilocalorías por cada cien gramos de producto escurrido en la Cabo de Hornos y 226 kcal/100 gr en la marca blanca, unas 135 kilocalorías por lata (entendiendo “lata” como 60 gramos de producto escurrido). La cantidad de sal es idéntica (1,7 gr/100 gr), y varía ligeramente los valores de las proteínas (22,3 gr/100 gr en la marca de fabricante frente a 21 gr/100 gr en la marca de distribución).

La Carrefour presenta una cantidad ligeramente superior de grasas (16 gr/100 gr, de las cuales 3,1 gr/100 gr saturadas) frente a la marca de fabricante (14,4 gr/100 gr, de las cuales 3,0 gr/100 gr saturadas). La Cabo de Peñas asegura que es un producto alto en Omega-3 e informa de la cantidad presente (1.650 miligramos por 100 gramos de producto). La marca blanca no indica nada al respecto

El packaging es sencillo en los dos casos. Una lata abre fácil con una caja de cartón de un diseño bastante espartano. La Cabo de Peñas asegura que es un producto sin gluten, y la Carrefour informa de la proporción de aceite de girasol en el envase (27,8 %). Ambas marcas son de un precio razonable, y aunque el ahorro y la suavidad del sabor hacen de la marca blanca una mejor opción, los que gusten del Omega-3 en su dieta solo tendrán que pagar veintiocho céntimos más.