Menú Buscar
Cacahuetes fritos con sal de Bon Àrea.

Para picar, picar, picar y picar…

El cacahuete frito Bon Àrea, una buena alternativa

20.08.2016 11:46 h.
5 min
  Frutos secos   Producto  
Cacahuetes fritos con sal
Precio Marca
0,75 Bon Àrea
Establecimiento
Bon Àrea

A la hora de hacer un aperitivo las opciones que ofrecen las cadenas de distribución son multitud, pero si hay unos snacks que aúnan buen sabor, cualidades nutricionales positivas y popularidad en nuestro país, son los frutos secos. Son mucho más saludables que sus competidores llenos de colorantes y saborizantes fabricados a base de patata o harinas vegetales y, a la hora de la verdad, aunque son muy calóricos, también lo son buena parte de las alternativas que ofrece el mercado.

Dentro de los frutos secos sin cáscara, pelados y fritos, los cacahuetes son el rey. Los hay con diversas coberturas y se presentan sazonados  de las maneras más curiosas, pero el de toda la vida, el frito con sal sin más aderezos ni artificios, sigue siendo una opción muy popular y asequible. La cadena de distribución Bon Àrea ofrece este producto dentro de su marca propia. Para comparar se ha escogido una de las firmas líderes en España, Frit Ravich.

Ahorro y calibre

El factor ‘bolsillo’ es primordial a la hora de visitar un supermercado: el precio de la bolsa de cacahuetes de la marca de distribución analizada es de 0,75 euros  (doscientos gramos), mientras que el envase de Frit Ravich (también de doscientos gramos) se va a los 1,29 euros. El ahorro si se escoge el producto de Bon Àrea ronda el cuarenta por ciento, un porcentaje a considerar por los que buscan economizar a la hora de configurar la cesta de la compra.

El cacahuete de marca blanca es de un calibre más pequeño que el de Frit Ravich, los amantes de que este producto sea más grande tendrán que tener este factor en cuenta. El sabor de ambos es agradable, ligeramente salado y crujiente. Además, en los dos casos apenas hay restos de la piel de este fruto seco. Bon Àrea informa de la procedencia del alimento, que en este caso proviene de Argentina. Su competidora indica que es de China.

El ‘packaging’ es sencillo, una bolsa de plástico con un diseño sobrio, que es en parte transparente para que se vea bien el producto. Contiene datos nutricionales para el consumidor. Bon Àrea detalla una información interesante, ya que asegura que no ha de ser consumido, por su tamaño, por menores de tres años. En cambio Frit Ravich cuenta que sus cacahuetes no presentan gluten ni trazas de leche o huevo. Los de marca blanca sí que pueden contener los dos primeros elementos.

Valores similares

El aporte energético es considerable, 641 kcal./100 gr. en el Frit Ravich y  627 kcal./100 gr. en el cacahuete de marca blanca. La presencia de sal es idéntica (0,49 gr./100 gr. y 0,50 gr./100 gr. respectivamente) y también la de grasas (54,0 gr/100 gr. de las cuales saturadas 9,5 gr./100 gr. frente a 53,0 gr./100 gr. de las cuales saturadas 9,5 gr./100 gr). El producto de Bon Àrea cuenta con más fibra alimentaria (8,4 gr./100 gr. frente a 7,2 gr./100 gr.) y con menos proteínas (24,5 gr./100 gr. frente a 28,0 gr./100 gr.).

Hay una variación importante en la presencia de hidratos de carbono: 8,9 gr./100 gr. de los cuales azúcares 4,6 gr./100 gr. en el cacahuete de marca blanca frente a 5,9 gr./100 gr. de los cuales azúcares 4,2 gr./100 gr. en la marca líder. Resumiendo, si el factor primordial es el calibre del cacahuete, el Frit Ravich tiene ese factor a su favor. Pero si se prima el precio, el fruto seco de Bon Àrea es recomendable, por el notable porcentaje de ahorro que no implica una diferencia de sabor que lo justifique.