Víctimas de abusos de los Testigos de Jehová piden ver el archivo secreto

El grupo de afectados busca amparo en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados

3 min
Un miembro de los Testigos de Jehová recibiendo el tradicional bautizo del culto / CG
03.01.2017 00:00 h.

Víctimas de abusos sexuales en el seno de los Testigos de Jehová piden acceder al archivo secreto de la congregación. El colectivo AbusosTJ, que aúna a personas que denuncian agresiones en el culto, ha acudido a la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados. El objetivo del grupo ciudadano es formar una comisión en la que comparezcan acusadores y altos cargos con responsabilidad en la gestión de las denuncias de supuestos maltratos.

Según indican los documentos a los que ha podido acceder este medio, la Comisión de Justicia notificó la recepción de la información el pasado 15 de diciembre. En los próximos días, se esperan más pasos en este sentido.

Cabe recordar que al frente del grupo de trabajo parlamentario figura la juez y diputada independiente por el PSOE Margarita Robles, cercana al ex secretario general Pedro Sánchez y una de las 15 electas en las Cortes que votó no a la investidura de Mariano Rajoy el pasado 29 de octubre.

Fichero secreto

Ajeno a la pugna política, el grupo AbusosTJ mantiene su línea de trabajo para ver reconocidos sus derechos y lograr que los Testigos modifiquen sus protocolos internos para evitar futuras agresiones y salvaguardar a los practicantes más vulnerables.

Para ello, ven necesario acceder al archivo secreto que el culto custodia en Ajalvir (Madrid). Con el nombre de Gestión de la Confesión, el conjunto de datos personales, actas y registros está digitalizado, según revela la Agencia Española de Protección de Datos.

La información almacenada contiene datos que la agencia tipifica como especialmente protegidos, por ser sanitarios o de creencias. El único destinatario del registro es el cuerpo eclesiástico directivo de los Testigos en Estados Unidos.

Expulsados

El celo en la privacidad de los datos personales en poder de Testigos discurre paralelo al afán de la cúpula de la congregación para que sus miembros los entregaran. Según la documentación depositada por el grupo AbusosTJ, la denominación milenarista instaba a sus ancianos (pastores) a rellenar formularios so pena de "autoexclusión".

La obligación de someterse a los "registros" que custodia la orden llegó en forma de circular enviada a los cuerpos de ancianos en plena tramitación de la Ley de Protección de Datos, que entró en vigor el 13 de diciembre de 1999.

¿Quiere hacer un comentario?