El futuro laboral en España pasa por el teletrabajo

Cada vez son más las empresas que ofrecen a sus empleados la posibilidad de desempeñar sus funciones en remoto

5 min
Una chica trabajando desde casa con su portátil / CG
18.05.2017 00:00 h.

No todos los trabajos son susceptibles de desempeñarse en cualquier sitio. Para los que no requieren la presencia física del empleado, la tendencia del trabajo en remoto llegó a España para quedarse y la tendencia se consolida. No solo las grandes empresas se fijan en este modelo, muy extendido en Estados Unidos, sino que las pymes también empiezan a avanzar en este ámbito.

Más conciliación, flexibilidad y productividad son las máximas de quienes defienden esta práctica. Pese a las ventajas, en las que existe un cierto consenso en el ámbito laboral, no todas las compañías están preparadas para introducir los cambios necesarios y funcionar con parte de sus trabajadores en remoto.

La globalización y el transporte urbano son otros factores a tener en cuenta, según la Asociación Española de Directivos (AED). “El teletrabajo ofrece muchas posibilidades para mejorar la gestión en un mundo global con husos horarios diferentes”, explican. A esto, añaden la movilidad en un sentido amplio, que incluye la calidad del aire, la contaminación acústica, y un menor consumo de energía y de tiempo perdido en desplazamientos.

Atasco en la carretera / CG

Un atasco en la carretera

Multinacionales y pymes

Mientras que el teletrabajo empieza a penetrar en medianas y pequeñas empresas, algunas multinacionales hace tiempo que juegan en esta liga. Nokia, Telefónica y Repsol son algunas de las pioneras en España. Esta última implantó su programa de teletrabajo en 2008 y actualmente se acogen a él unos 1.800 empleados en todo el mundo.

La revolución, sin embargo, estará liderada por las pymes. Así lo cree Tomás Santoro, director ejecutivo de la compañía de marketing online Bocetos y de Suma CRM, que ayuda a las pymes a gestionar a sus clientes. “En las grandes empresas se empieza a ofrecer la posibilidad de trabajar en remoto un día a la semana, pero las pymes son las que podrán introducirlo de forma más rápida”, asegura.

De Madrid a la playa

El CEO de Suma CRM quiere convertir su empresa en la primera en España que trabaja completamente en remoto. Él ha sido el primero en probarlo, junto a tres programadores. “Queremos copiar la filosofía de las empresas estadounidenses, ganar tiempo en el trabajo y dedicarlo a lo que más nos gusta”, dice.

En su caso, es el kitesurf, que practica en Tarifa desde que se mudó en diciembre. Dejó Madrid y ahora trabaja en remoto desde allí: “Hemos encontrado un sistema que nos funciona, basado en una mayor comunicación”. Es por esta razón que tienen una reunión diaria de 15 minutos y una semanal, de 30 minutos en las que todos los empleados explican por videoconferencia en qué trabajan.

Teletrabajo a tiempo parcial

Videoconferencia laboral / CG

Videoconferencia laboral

El modelo de Repsol es distinto. Sus empleados tienen cinco posibilidades: trabajar en remoto uno o dos días a la semana, un 20% del tiempo diario, dos tardes y el viernes de cada semana o tres días completos. Desde la energética indican que es la propia compañía la que proporciona a todos los que se quieren acoger a estas opciones las herramientas y el soporte necesario.

“Beneficia tanto a empresas como a trabajadores”, opina Santoro. Otra de sus normas en el teletrabajo es ir a objetivos, lo que “aumenta la productividad; no por estar más horas en la oficina se trabaja más”. El futuro, según la AED, pasa por el teletrabajo. Para Santoro, esto supondrá que la sociedad se dé cuenta de que “no es necesaria la presencia física en todos los empleos” y que esto da libertad para escoger el lugar de residencia.

¿Quiere hacer un comentario?