El fiscal pide al Supremo que confirme las penas de cárcel para los Messi

El alto tribunal revisa los recursos del futbolista y su padre contra las condenas por delitos fiscales

4 min
El delantero del FC Barcelona Leo Messi se lamenta durante el partido de vuelta de cuartos de final de la Champions 2016-17 / EFE
20.04.2017 15:43 h.

Semana negra para Leo Messi. Eliminado de la Champions este miércoles y, en consecuencia, con menos opciones de ganar el Balón de Oro, el fiscal pide ahora al Supremo que confirme las penas de 21 meses de cárcel para él y su padre. El alto tribunal ha revisado este jueves los recursos presentados por los acusados contra las condenas por delitos fiscales.

El Supremo ha deliberado a puerta cerrada sobre los recursos contra las condenas que impuso a los Messi la Audiencia de Barcelona por haber defraudado 4,1 millones a Hacienda entre 2007 y 2009. El alto tribunal ha de decidir si confirma las penas o las varía. La sentencia se conocerá en los próximos días.

Datos probados

Uno de los factores que ha de valorar el Supremo es la postura del fiscal. Argumenta que Messi “debe ser considerado responsable de los delitos fiscales por los que ha sido condenado porque no podía desconocer que debía declarar y pagar impuestos por las sumas que recibía” a cambio de explotación de sus derechos de imagen.

En su escrito, explica que la condena por tres delitos fiscales se basa “en datos válidamente probados” y en “una motivación que no resulta ilógica ni arbitraria”.

Evitan la prisión

En el caso de que el Supremo confirmara las condenas íntegramente, los Messi podrían evitar la cárcel, al no ser las penas superiores a los dos años. Pero ello dependería de la Audiencia, que también podría enviarles a prisión.

“A efectos teóricos”, dice, “la hipótesis de que el contribuyente pueda actuar confiando plenamente en las indicaciones de quien le presta asesoramiento jurídico es imaginable y no extravagante”. Sin embargo, “Messi intervenía directamente en los contratos relativos a la explotación de sus derechos de imagen y era el administrador y socio único de la empresa que percibía los ingresos”.

La defensa de Leo

La defensa del futbolista alegó que no se ha acreditado que su patrocinado fuera el autor de las ocultaciones detectadas en sus declaraciones fiscales, las cuales fueron presentadas por sus asesores. A este respecto, el fiscal señala que, a pesar de que únicamente acusó a Jorge, tras “examinar si la sentencia recurrida ofrece, en su conjunto, los elementos de juicio indispensables”, considera que sí lo hace: “El juicio de autoría se ha apoyado en prueba bastante y ésta ha sido valorada de forma racional”.

Además, niega que los tres años que transcurrieron desde la querella hasta el juicio supongan una dilación indebida que deba tenerse en cuenta para atenuar las penas por ese motivo. Tampoco, dice, debe favorecer a Messi el hecho de que la acusación se planteara cuando algunos de los delitos estaban a punto de prescribir.

¿Quiere hacer un comentario?