Los sistemas de control y seguridad del CIE de Barcelona no funcionan

Ante un incendio, los policías deberían abrir las puertas de cada habitación una a una

3 min
Interior del Centro Internamiento de Barcelona / EUROPA PRESS
Nuria Vázquez
05.11.2016 00:00 h.

Aumenta la preocupación en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona, sobre todo entre los agentes de la Policía Nacional que trabajan en su interior. A los últimos acontecimientos tensos en los que los internos han protagonizado alguna reyerta o intento de motín, se suma ahora la falta de seguridad.

Según han explicado fuentes policiales a Crónica Global, los policías están preocupados porque los sistemas de control y de seguridad del centro de extranjeros de la Zona Franca no funcionan. Prueba de ello son las puertas magnéticas.

“Antes, las puertas eran magnéticas y desde la zona de control se podían abrir todas ante una emergencia, como puede ser un incendio. Ahora, en cambio, estas puertas están rotas y los funcionarios tendrían que ir habitación por habitación a abrir cada una de las puertas”, indican las mismas fuentes.

Sin formación

A la situación de peligro que supondría este hecho se le suma, además, la tensión que tanto los internos como los policías sufrirían en una emergencia como esta, lo que dificultaría todavía más la evacuación del CIE.

“Los policías, además, ni siquiera saben dónde están las puertas de emergencia por las que tienen que evacuar a los internos y por las que tienen que salir ellos mismos”. Una tesitura que se da porque en ningún momento se han hecho simulacros de emergencia ni se ha formado a los agentes para que sepan cómo actuar en caso de incendio o similar.

La situación que describen los trabajadores del centro de internamiento se vive desde el momento en el que se reabrió, a principios del pasado mes de julio. Pese a las quejas formuladas por el sector, aseguran que no han obtenido ninguna respuesta y que una situación de emergencia podría ser muy perjudicial tanto para los policías como para los propios internos.

¿Quiere hacer un comentario?