La sanidad catalana en mayo: médicos que visitan a 31 grados

Personal y pacientes denuncian un "calor infernal" en las consultas del Baix Llobregat; la gerencia del ICS ve "un problema técnico puntual"

5 min
Termómetro en la sala del espera del CAP Can Vidalet de Esplugues de Llobregat, ayer / CG
18.05.2017 00:00 h.

Es la sanidad catalana en mayo. La que dejará el consejero de Salud, Toni Comín, cuando termine la legislatura en septiembre, con el referéndum de independencia u otras fórmulas aún por concretar. Médicos ejerciendo su profesión a más de 31 grados de temperatura (audio inferior) en ambulatorios del territorio.

La denuncia pública la elevó ayer, 17 de mayo, Tamara Sancho, facultativo del Centro de Atención Primaria (CAP) Can Vidalet de Esplugues de Llobregat (Barcelona). La galena se quejó de "temperaturas muy altas, de 28 grados, en las consultas. Y de más de 31 grados en la sala de espera".

"Es un problema endémico del ambulatorio. Y tampoco es tan viejo: tiene 23 años. Pero el diseño lo hace insoportable para ejercer la medicina en verano", se quejó la facultativa.

"Problema puntual"

Preguntada por la cuestión, la gerencia territorial del Instituto Catalán de Sanidad (ICS) en el área metropolitana sur admitió un "problema puntual con la temperatura (audio inferior) del CAP Can Vidalet d'Esplugues".

Según la división administrativa que comanda Montserrat Figuerola, el calor "se debió a problemas técnicos ocasionales en cuya resolución ya se está trabajando. Esperamos que la incidencia quede resuelta en las próximas horas".

"Por otro lado --continuó un portavoz de la gerencia--, cabe recordar que esta semana se han iniciado una serie de obras para mejorar de forma significativa la climatización de las consultas".

¿Qué ocurre en el Baix Llobregat?

Más allá del problema ocasional que admite el ICS, la gran empresa pública de la sanidad catalana, lo cierto es que la denuncia no es flor de un día. El año pasado, médicos de diversos ambulatorios de la zona adscrita a esta gerencia territorial ya denunciaron un "calor sofocante" en sus centros de trabajo.

ambulatorio barcelona calor

Temperatura en una consulta del CAP Can Vidalet de Esplugues de Llobregat / CG

"El incidente de esta semana de Can Vidalet ya está notificado a la Unidad Básica de Prevención (UBP) de salud laboral del área. Mañana se denunciará ante riesgos laborales. Será el enésimo escrito en el mismo sentido en muchos años", ha indicado un portavoz de la CGT.

El sindicato enumera una larga lista de ambulatorios en los que se asan los médicos: CAP El Serral de Sant Vicenç dels Horts, Can Serra en L'Hospitalet o Gavà II, en la localidad costera de la conurbación de Barcelona.

"Otro ejemplo: el CAP Viladecans III se inaugurará tarde, en junio, por problemas con el aire acondicionado. En la zona hay más de cien ambulatorios. Muchos de ellos comparten el problema", lamenta la misma fuente.

"Rebelión Primaria"

La denuncia de los médicos de Esplugues se produce en un momento especialmente delicado para la atención primaria en la zona. El martes, el movimiento Rebelión Primaria se presentó oficialmente ante el ambulatorio en cuestión.

ambulatorio calor can vidalet esplugues

Termómetro y una lista de pacientes del CAP Can Vidalet de Esplugues, ayer / CG

La asociación, que cuenta con el apoyo de la Marea Blanca, Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria, Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria, Foro Catalán de Atención Primaria y las asociaciones vecinales FAVB y CONFAVC, pide más recursos para los centros sanitarios y más personal.

Partidos como Catalunya Sí Que es Pot, la CUP o BComú también han mostrado su simpatía por la agrupación de facultativos.

El miércoles, los galenos de Esplugues recibieron más calor si cabe, pero no del tipo que esperaban.

¿Quiere hacer un comentario?