Salud privatizará las cocinas de los hospitales públicos de Barcelona

El ICS externalizará el servicio en los grandes complejos de la Ciudad Condal y su conurbación

3 min
Cocina de uno de los ocho hospitales que gestiona el Instituto Catalán de Sanidad (ICS) / EP
19.06.2017 00:00 h.

Con discreción. El Instituto Catalán de Sanidad (ICS) prepara la privatización de las cocinas de los hospitales públicos de Barcelona y su conurbación. La gran aseguradora pública de Cataluña dejó caer las intenciones esta semana. Al menos un gran centro sanitario lo ha confirmado.

Según ha denunciado el sindicato UGT, el organismo que dirige Candela Calle comunicó sus intenciones a los sindicatos en la Mesa Sectorial celebrada el martes en Barcelona. "Se comentó al final de la reunión y de refilón. Pero la parte social avanzó que no lo permitiría", ha explicado un delegado de la agrupación.

"Se trata de una subcontrata más en el que es el proveedor 100% público de la sanidad catalana. Cuando ya se ha demostrado la merma de calidad para el paciente y el trabajador que conllevan estas soluciones. Si quieren guerra, la tendrán", ha agregado el mismo representante.

Sin respuesta

Preguntado por Crónica Global, la portavocía de comunicación del ICS no ha contestado a los repetidos requerimientos informativos de este medio.

Quien sí lo ha hecho es la oficina de relaciones con los medios del Hospital Universitari de Bellvitge, uno de los que participará en la licitación. "El servicio de cocina está externalizado en régimen de cogestión desde hace tiempo. El concurso actual está llegando a su fin y es necesario convocarlo de nuevo. Se hará de forma conjunta con varios hospitales del Instituto", ha informado.

¿Redundará ello sobre la calidad del producto o las condiciones laborales de los empleados? "En ningún caso el nuevo servicio de cocina rebajará la calidad del servicio prestado ni en las condiciones del personal del hospital que trabaja en la cocina", ha respondido.

Ahorro para el ICS

Fuentes sindicales han aportado una versión matizada a la verbalizada por las de Bellvitge, uno de los ocho grandes hospitales que gestiona el Instituto. 

"Externalizar la cocina de un hospital tiene varios beneficios para las gerencias. Uno, les resulta más barato. Por una cantidad anual fija tienen un capítulo cubierto. Y dos, les ahorra costes laborales y administrativos", ha explicado el delegado de un centro público.

"Por un lado, la ratio de bajas médicas del personal de cocina es muy elevada. Emplatan por la mañana y tienen que servir todas las comidas a los pacientes a las 13:00 horas. El turno de tarde, igual. El ritmo es frenético. Les desgasta".

"Por el otro, subcontratar ahorra el gasto de tiempo administrativo. Las gerencias lo pueden dedicar a otra cosa", ha concluido la misma fuente.

¿Quiere hacer un comentario?