Salud trata de frenar la rebelión de médicos del Baix Llobregat

El ICS promete mejoras en una reunión de urgencia con los facultativos ante el crecimiento de la movilización

3 min
Imagen de un Centro de Atención Primaria (CAP) en L'Hospitalet de Llobregat / CG
03.03.2017 00:00 h.

Salud trata de frenar la rebelión de médicos del Baix Llobregat. El Instituto Catalán de Salud (ICS) se reunió ayer, jueves, con el Equipo de Atención Primaria (EAP) de Can Vidalet de Esplugues de Llobregat (Barcelona), donde un grupo de facultativos se ha sublevado contra los recortes sanitarios y los efectos de estos ajustes sobre el sistema.

El ICS convocó a los galenos de urgencia tras haberlos citado inicialmente para el próximo 21 de marzo. Acudieron apresuradamente la gerente de la empresa pública en el área metropolitana sur, Montserrat Figuerola, además del director de atención primaria (DAP) Costa de Ponent, Ángel Jover.

Según un portavoz del ICS, en el encuentro se hizo "una reflexión conjunta sobre las necesidades del sistema público de atención primaria en general". La delegación oficial también se ha comprometido a "estudiar y dar respuesta a cuestiones concretas relativas al centro".

"Listas de espera y fallos"

Según ha explicado Francisco Alguacil, el médico de familia que comanda las protestas, Figuerola y Jover se han comprometido a estudiar las demandas de los profesionales en una reunión con buen clima.

"El personal se ha quejado de las listas de espera, retraso en las pruebas diagnósticas y los problemas de infraestructuras, como los fallos en el sistema informático", ha indicado el galeno.

Ante los agravios desgranados por el médico de familia y sus compañeros, que también son doctores de cabecera, pediatras y enfermeras de pediatría, los dos altos cargos han subrayado que "harán lo que puedan y que quieren volver a recibir" al grupo de trabajo.

"Reunión de urgencia"

Aunque la dirección de atención primaria de la zona ha intentado convencer a los presentes de que el encuentro era "habitual" tras la carta entregada por los médicos al ICS, lo cierto es que la convocatoria ha sido de urgencia.

Así lo han confirmado fuentes del sindicato CGT, que han precisado que la cita se comunicó el miércoles, cuando esta publicación se hizo eco de la rebelión del personal del CAP Can Vidalet. "Intentan tapar un movimiento que ya llega a tres ambulatorios y se estudia en otros. Ya hay casi 1.000 firmas contra los recortes en Change.org y el descontento preocupa", ha valorado un portavoz de la agrupación.

Cualquiera que fuere el recorrido de las quejas, la próxima cita de los médicos indignados del Baix Llobregat será una reunión con el Servicio Catalán de Salud (CatSalut) el 21 de marzo.

Comentar
Antoni Ferret 03/03/2017 - 11:44h
El problema és de personal, recursos, i, per tant, de diners. I és de diners perquè no es vol fer pagar a les "vaques sagrades", és a dir, als clients de Convergència i afins. Als que cobren més de 60.000 i més de 90.000, etc. Tal com demanava la CUP.
¿Quiere hacer un comentario?