La Xocolateria de Oriol Balaguer se apunta al ‘brunch’

El local del Born añade platos salados a su oferta pero continúa con su apuesta por los sabores más populares

4 min
El maestro pastelero Oriol Balaguer en su local del Born, La Xocolateria.
Margalida Vidal
05.06.2016 10:10 h.

La Xocolateria deja de ser solo una chocolatería. Oriol Balaguer amplía la oferta de su local en el Born de Barcelona con la introducción de platos salados. El objetivo: que el público acuda a tomar el brunch, que cada vez gana más adeptos en la capital catalana. Una renovación con la que el maestro pastelero pretende entrar de lleno en la cocina sin dejar de lado el dulce.

Gofre salado con queso y trufa de La Xocolateria de Oriol Balaguer.Gofres y creps salados, y bocadillos planchaditos hechos con la coca de pan marca de la casa son las especialidades que se encontrarán turistas y barceloneses en el transformado establecimiento. Salmón, panceta ibérica, mozzarella, setas, butifarra negra, trufa, sobrasada… Las combinaciones son variadas, pero los sabores siguen siendo populares. La aportación de las elaboraciones saladas “cierran nuestro ciclo gastronómico”, explica Balaguer.

Pastelería y fogones

El chocolate es su especialidad, caliente o frío, en forma de bombón o de helado. Aunque la pastelería y la bollería no dejarán de tener un papel protagonista en el menú, el pastelero ha querido ponerse detrás de los fogones; y no es la primera vez que lo hace. “Entré en el Bulli con la internción de trabajar un año como cocinero y me quedé siete años; Ferran Adriá tuvo gran parte de la culpa”, asegura.

Después de que hayan pasado casi dos años desde su apertura, Oriol Balaguer hace balance. “Decidimos venir al Born por el crecimiento y apertura que está experimentando el barrio”, explica. El 50% de sus clientes son turistas, un público nuevo para el maestro pastelero.

Es también la primera vez que tiene un espacio de degustación, dentro y fuera del local, en una terraza delante del mercado del Born. Talleres periódicos y catas que mezclan vino o cava con distintos tipos de chocolate, completan la oferta gastronómica del establecimiento. Diseñada por Lázaro Rosa Violán, la decoración del local ofrece un repaso de la historia del chocolate.

En el futuro, tapas

“Quiero tener un bar de tapas en Barcelona, como los que a mí me gusta ir a disfrutar de la comida”. Este es su proyecto de futuro, en el que de momento no ha empezado a trabajar. Su estancia en el restaurante de Ferran Adrià y trabajar con cocineros constantemente le motiva a adentrarse en un sector que no le es desconocido.

En su carrera ha alternado dulce y salado. Sus orígenes en una familia de reposteros y conseguir el premio al Mejor Maestro Pastelero Artesano Español a los 21 años marcaron su camino. El Mejor Postre del Mundo en 2001, Mejor Pastelero de Cataluña dos años después o el Mejor Pastelero-Repostero de España hace ocho años lo preceden.

Bake it simple

Portada del último libro de Oriol Balaguer, 'Bake it simple', publicado en mayo.“Me gusta escribir cuando viajo”, explica Balaguer. Tras varias publicaciones destinadas a un público profesional, en mayo presentó su último libro, Bake it simple. Como indica el título, se trata de acercar la pastelería a los hogares: “Siempre cuesta más cocinar la parte dulce en casa”, asegura.

La demanda del público general le hizo decidirse. Carquiñolis, tarta de manzana, buñuelos del Empordà y la receta del mejor cruasán de España 2014, premio que ganó Balaguer. Un postre para cada ocasión que el maestro pastelero acompaña con mensajes y anécdotas.

¿Quiere hacer un comentario?