Los jamones de Cinco Jotas se preparan para la Navidad

La marca, que ha abierto su bodega de Jabugo al público, propone maridajes con varios productos y nuevos complementos de cortador

3 min
Una de las novedades de Cinco Jotas de cara a la Navidad / CINCO JOTAS
20.10.2016 10:11 h.

En Navidad, turrones, polvorones, cava y jamón. Es el embutido por excelencia en estas fechas, y Cinco Jotas se prepara para empezar la temporada alta del jamón. Lo hacen con dos propuestas: una selección de maridajes de jamón con una veintena de ingredientes y nuevos complementos de cortador. Esto coincide con la apertura al público de la bodega que tiene la compañía en Jabugo (Huelva).

Acercar e introducir el jamón 100% ibérico en el día a día es el objetivo. Es por esto que han lanzado una nueva página web con recetas para que este embutido de primera calidad deje de consumirse como un acompañante o aperitivo y entre en los platos elaborados. La academia de cocina Basque Culinary Centre se ha encargado de elaborar las recetas que acompañan a cada ingrediente.

Una revisión del melón con jamón, trucha ahumada con lonchas de jamón y milhojas de berenjena con lascas de jamón. Estas son tres de las propuestas de la escuela vasca de cocina. Para disfrutar también en Navidad, nuevos complementos para los cortadores: un maletín alforja para transportar las patas y un jamonero plegable.   

Bodega y dehesa

Todo esto, acompañado del jamón Cinco Jotas. La nueva normativa lo distingue con la etiqueta negra, aquella que indica que el jamón es de pata negra. Este sistema de colores clasifica el rojo como jamón de bellota cruzado. En cuanto a los perniles de cerdos alimentados con comida artificial, son las etiquetas blancas y verdes las que así lo indican.

Cinco Jotas abre su bodega de Jabugo al público. En la dehesa de la marca, los cerdos están fornidos: tienen cada uno un mínimos de dos hectáreas para correr. María Castro Bermúdez, de la Unidad de Ibéricos de la marca explica que “los matan para hacer jamones entre los 18 y 22 meses, mientras que los que se venden en el supermercado son de puercos que han vivido entre cinco y seis meses”.

Pasión en el extranjero

El producto no solo se aprecia en España, sino que fuera del país es muy valorado. El país en el que más vende Cinco Jotas es China, aunque es “básicamente por el tamaño del país”, según Castro.

De Europa, Inglaterra y Francia son los máximos receptores, mientras que Estados Unidos también ocupa una posición alta como compradores de la marca. Eso sí, cada país tiene sus gustos: más o menos salado y curado. 

¿Quiere hacer un comentario?