Messi y su padre recurrirán la pena de 21 meses de cárcel

Los abogados del jugador aseguran que la sentencia “no es correcta” pese a que la califiquen de “casi simbólica” al defraudar 4,1 millones a Hacienda

3 min
Leo Messi y su padre en la entrada de la Audiencia de Barcelona el pasado 2 de junio, antes de su declaración.
Redacción
06.07.2016 21:17 h.

Los abogados de la estrella del FC Barcelona Leo Messi y de su padre, Jorge Messi, han anunciado que recurrirán al Tribunal Supremo la pena de 21 meses de cárcel que les ha interpuesto la Audiencia de Barcelona por defraudar 4,1 millones a Hacienda entre 2007 y 2009.

“La sentencia no es correcta, pero centra el debate de tal forma que parece claro que el recurso que se interpondrá acabará por dar la razón a la defensa”, indican los letrados Enrique Bacigalupo y Javier Sánchez-Vera en un comunicado. Reconocen que la pena es “casi simbólica”, de siete meses por cada delito fiscal, y recuerdan que la “cantidad que la Agencia Tributaria reclamaban ya se abonó en su día”.

Pena menor

Precisamente, consideran que al haberse abonado no se entiende el “empecinamiento de la propia Agencia Tributaria en mantener la acusación”. Consideran que el Supremo sí que tendrá en cuenta esta cuestión y decidirá no imponer ninguna pena a los Messi.

Si al final se ratifica, no deberían entrar en la cárcel porque se trata de una pena menor. Tendrían a partir de ese momento antecedentes penales y tendrían que tener cuidado de no saltarse de nuevo la ley vigente en España porque cualquier falta leve con una pena igual de menor sí les llevaría a prisión por acumulación de causas.

Asesores fiscales

Los letrados recalcan que tanto el jugador como su padre “eran conscientes de las obligaciones fiscales y precisamente por ello acudieron a un despacho especialista en tributación de deportistas” a quien responsabilizan del desvío en la liquidación del IRPF de esos ejercicios. “Es obvio que el tribunal ha considerado que no fueron bien asesorados”, concluyen.

Esperan que el Supremo ratifique que “Leo se comportó siempre correctamente, al igual que su padre, y que incluso pagó unas cantidades a la Hacienda Pública que podrían haber discutido” y que abonaron sin rechistar.

Daño a la imagen pública del jugador

“Leo es una figura pública, no solo lo demuestra desde hace tiempo en los terrenos de juego, sino también fuera de ellos”, sentencian. Y es que la Audiencia de Barcelona ha hecho especialmente daño a la reputación del jugador con su resolución, por lo que esperan que se resuelva en una instancia judicial superior.
¿Quiere hacer un comentario?