La pérdida de equipajes en aeropuertos se reduce un 10,5% pese al aumento del tráfico

Las aerolíneas ensayan nuevos sistemas de embarque, de etiquetaje y de localizadores para acabar con la plaga de las maletas desaparecidas

3 min
Desembarque de maletas en un aeropuerto español.
Redacción
17.05.2016 13:22 h.

Solo 6,5 de cada 1.000 pasajeros perdieron su equipaje mientras volaban el año pasado, lo que supone una reducción del 10,5% respecto a 2014, y menos de la mitad de las pérdidas registradas en 2013. La Sociedad Internacional de Telecomunicaciones Aeronáuticas (SITA) ha recordado que esta mejora se produce a pesar del incremento del 85% del número de pasajeros desde 2003.

El año pasado más de 3.500 millones de personas viajaron en avión y las previsiones apuntan a que el tráfico aéreo mundial seguirá creciendo, por lo que la industria estará haciendo cambios e introduciendo tecnología en la forma de manejar el equipaje acorde con este crecimiento.

La pista de las maletas

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) dirige un proceso para introducir un sistema de seguimiento que obligará a las aerolíneas ha conocer cada punto exacto del trayecto que realizan las maletas.

"También supondrá que los pasajeros podrán realizar el seguimiento de su propia maleta, al igual que el de un paquete que se transporte en avión, lo que reducirá la ansiedad de los viajeros y permitirá tomar decisiones de forma más rápida ante situaciones como vuelos interrumpidos y retrasos en la entrega de equipajes", explica el consejero delegado de la SITA, Francesco Violante.

Costes por roturas

Violante señala que las estadísticas fueron muy alentadoras en 2015, pero la incorrecta manipulación de los equipajes costó a la industria aérea mundial 2.030 millones de euros el año pasado, un 3,8% menos. Por ello, siempre existe margen de mejora e insta a operadores e industria auxiliar a continuar desarrollando tecnología para hacer este proceso más eficiente.

Actualmente, la tendencia apunta al incremento del autoservicio, pues alrededor del 40% de las compañías y aeropuertos analizados en su informe, ofrece ahora la impresión 'auto-bag-tag' en los quioscos y se espera que más de tres cuartas partes lo hagan en 2018. Casi un tercio de los pasajeros espera utilizar un estación con personal específico o totalmente autoservicio en 2016.

Etiquetaje y localizadores

El etiquetado de las maletas también está evolucionando. En el último año se han producido avances en la industria de las etiquetas electrónicas permanentes que ofrecen a los pasajeros independencia y la reducción de los tiempos de espera.

Samsonite y Google, por ejemplo, se han unido para lanzar una nueva aplicación, Track & Go, que permite localizar el equipaje a través de un sistema de baliza bluetooth introducido en un nuevo modelo de maleta que permite localizarla en caso de pérdida y que estará disponible a finales de 2016 en el mercado europeo.

¿Quiere hacer un comentario?