El juez imputa al curandero catalán Josep Pàmies por delito contra la salud pública

El activista pretendía usar cáñamo para curar la epilepsia y la esclerosis múltiple

2 min
El curandero catalán Josep Pàmies, en su invernadero en Lleida / CG

El juez ha citado a declarar en calidad de investigado --imputado antes de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 2015-- al curandero catalán Josep Pàmies. El activista antitransgénicos ha denunciado esta semana que los Mossos d'Esquadra han intervenido una plantación de cáñamo de 500 plantas en Lleida.

Ahora, Pàmies declarará ante el magistrado el 23 de noviembre acusado de un delito contra la salud pública.

El propio payés ha informado de la operación y su posterior imputación en un vídeo colgado en su canal de YouTube, llamado 'Dulce Revolución'. Pàmies se escuda en que la plantación debía servir para extraer CBD del cáñamo, una sustancia que él cree que es efectiva contra la epilepsia y la esclerosis múltiple.

Polémico

La imputación judicial por presunto narcotráfico es el último escándalo en el que se ve envuelto Pàmies. Antes, el ambientalista saltó al debate público por defender que el ébola y la malaria "se podían curar con plantas".

El terapeuta fue más allá y contactó con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en plena epidemia de ébola en África en 2014 para ofrecer sus conocimientos. Sin embargo, las autoridades mundiales no contestaron al activista.

¿Quiere hacer un comentario?