Denuncian al hermano de Guardiola por la venta irregular del Girona CF

El intermediario firmó un contrato para comprar el club de fútbol catalán a sabiendas de que existía una venta previa

6 min
Josep Delgado Herrera y Pere Guardiola / FOTOMONTAJE DE CG
Carlos Quílez @carlosquilezl
28.11.2016 00:00 h.

El propietario de la empresa británica T4C Sports, Ricardo Luis Pini, ha demandado al club del fútbol Girona y a aquellos que participaron en la “irregular venta” del Girona CF a la empresa TVSE Fútbol, actual propietaria del equipo. Los juzgados de primera instancia de Girona tienen la última palabra.

Esta sociedad fue patrocinada por Pere Guardiola, hermano del técnico del Manchester City, Pep Guardiola, durante todo el proceso de negociación con el máximo accionista del club para la venta de las acciones. Pero esas acciones, en concreto 482.541 de la “sociedad anónima deportiva Girona FC equivalentes al 94,58% del capital”, ya habían sido vendidas pocas semanas antes.

El amo del club, en prisión

El máximo accionista del club en 2015 era Josep Delgado Herrera. Fue detenido en agosto de este año en Sevilla en atención a una orden internacional de búsqueda y captura dictada por la justicia polaca. Delgado Herrera fue extraditado y actualmente está preso en una cárcel de Varsovia, acusado de fraude financiero.

Josep Delgado Herrera, en 2013 y 2014, aún siendo un prófugo de la justicia movía, desde la distancia y en la clandestinidad los hilos del club. Su hombre de confianza era el abogado gerundense Joaquim Boadas de Quintana.

Ninguna decisión relevante en el club se escapaba del control de Delgado.

T4C Sports entra en juego

Con el conocimiento e intermediación del Consejo Superior de Deportes, el intermediario deportivo y empresario argentino Ricardo Luis Pini, se puso en contacto con Boadas, administrador del club.

Mantuvieron diversas reuniones para negociar la venta del Girona Club de fútbol a T4C Sports. En alguna de estas reuniones participó, a través del sistema de comunicaciones Skype, el entonces prófugo Josep Delgado. Y finalmente se firmó el acuerdo.

Pini pagaría 2.000.000 de euros por las acciones, más incentivos en función de los resultados futbolísticos.

Pini firmó y pagó

Tal y como se acordó en contrato oficial, Pini compró el club el día 17 de marzo del 2015 y el pago se realizó mediante trasferencia a una cuenta corriente cuyo titular es el notario de Girona José María Mateu García que debía de transferir esa cantidad a una cuenta corriente del Girona Club de fútbol.

El pago de los dos millones de euros se realizó. Unicamente pendiente de la preceptiva verificación del origen de dichos fondos trasferidos por orden de Pini. Sin embargo, Delgado y los suyos movieron ficha y buscaron un mejor postor con el contrato ya suscrito con la empresa T4C Spòrts bajo la manga. Se trataba de esgrimir dicho contrato para forzar a un nuevo comprador a presentar una oferta superior.

Pere Guardiola, el conseguidor

Y lo consiguió. Pere Guardiola, intermediario y representante de futbolistas, llevó de la mano a la empresa francesa, vinculada con Mediapró, TVSE Fúbol Sasu, a unas nuevas negociaciones. Y Delgado, sin rubor alguno, y con el amparo de sus amigos y adláteres, (muchos de ellos directivos del Girona CF), vendió el club por segunda ocasión consecutiva.

Según puede adelantar Crónica Global, Pini ha demandado al club y a los que participaron en ese segundo contrato y reclama la propiedad del 94% de las acciones, lo que equivale a hacerse con el control y la presidencia del club.

En esta extensa demanda (105 páginas), Pini trata de acreditar que Guardiola no actuó por desconocimiento, sino que estaba al corriente de que compraban algo que ya no era propiedad del vendedor. Y sin embargo siguió con la operación. “El señor Pere Guardiola, y el grupo por él representado, la mercantil ahora demandada TVSE Fútbol, en ningún caso pueden tener la consideración de terceros de buena fe en relación con la compra venta. Guardiola conocía las alegaciones de los abogados del señor Pini respecto a la existencia del contrato previo”, señala el texto jurídico.

El CSD lo sabia y los auspició

En la demanda se insiste en que el Consejo Superior de Deportes estaba al corriente de la negociación y de la firma del primer contrato con la empresa británica, propiedad del argentino Ricardo Luis Pini. Pero, con todo y a pesar de todo, finalmente Delgado vendió el club a la empresa patrocinada por Guardiola el 24 de abril del 2015.

 

 

¿Quiere hacer un comentario?