Comín mantiene su afán nacionalizador con dos empresas sanitarias más

Salud liquida la autonomía de gestión del Instituto de Diagnóstico para la Imagen y el Instituto de Oncología

4 min
Aparataje de diagnóstico del IDI en un hospital público catalán / CG
05.07.2017 00:00 h.

El consejero catalán de Salud, Toni Comín, ha nacionalizado dos empresas más. El Instituto de Diagnóstico para la Imagen (IDI) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) han perdido su autonomía de gestión y pasarán a depender del Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut).

Según han informado fuentes conocedoras, las dos sociedades han sido transformadas en "entes instrumentales" del CatSalut por resolución del último consejo de dirección de la gran aseguradora pública.

Ello significa que trabajarán en exclusividad para el ente que dirige David Elvira, perdiendo su condición de empresas participadas por la Generalitat que tenían desde los años 90.

"Zanja la idea de trabajar para terceros"

Las mismas voces han recordado que el cambio supone dos modificaciones principales. "Por un lado, el hecho de trabajar exclusivamente para el CatSalut. Se cierra la posibilidad de hacer encargos para terceros, como consorcios hospitalarios".

"Por el otro --han continuado-- se avanza un paso más en la antigua idea de integrar el IDI y el ICO en el Instituto Catalán de Sanidad (ICS), el gran proveedor público".

"Ello sin olvidar que el IDI pasa por serias dificultades económicas", han agregado. Cabe recordar que, como avanzó Crónica Global, la Consejería de Salud destituyó en abril a Jordi Colomer, gerente; Julio García Prieto, adjunto a gerencia y Eulàlia Dalmau, directora financiera, por agotar el presupuesto de la mercantil antes de tiempo.

"Peligro de privatización"

Preguntada por la cuestión, la portavocía de la Consejería de Salud no ha contestado a las solicitudes de información de este medio.

Quien sí lo ha hecho son representantes de UGT y CCOO, sindicatos mayoritarios en la sanidad catalana. "Transformarse en ente instrumental nos pone en alerta porque el CatSalut podría decidir una ampliación de capital y dejar entrar financiación privada", ha explicado un portavoz de la primera agrupación.

"Se conoce que el IDI tiene problemas de capitalización e inversión en equipos". Por ello, UGT "estará alerta para cerciorarse de que ninguna empresa privada financie dicho aparataje", ha agregado la misma fuente.

Temor de los empleados

Por su parte, CCOO ha subrayado que "todo lo que sea reforzar la sanidad pública nos parece bien". Según un portavoz, "habrá que ver en qué condiciones quedan los empleados de ambas empresas, que eran personal laboral".

Cabe recordar que el IDI se creó al calor de la Ley de Ordenación Sanitaria de Cataluña (LOSC) en los años 90, con el fin de aglutinar el diagnóstico de la imagen y la medicina nuclear.  Poco después siguió el ICO, que vio la luz en 1995 con el objetivo de "trabajar para reducir el impacto del cáncer en Cataluña".

¿Quiere hacer un comentario?