El colapso en las urgencias de Vall d’Hebron se perpetúa

Las esperas se alargan a más de una semana, con 61 pacientes pendientes de asignárseles una habitación el sábado

1 min
Pacientes esperan en los pasillos de la Vall d'Hebron, cuyas urgencias están colapsadas / CG

El colapso en las urgencias de Vall d’Hebron se está convirtiendo en perpetuo. Los servicios están saturados desde hace meses y las esperas son cada vez más largas, de más de una semana. Este sábado, hasta 61 pacientes estaban pendientes de asignárseles una habitación para ser ingresados, recibir el alta o ser derivados a otro centro médico.

Los médicos denuncian la falta de personal y, pese que aseguran que los pacientes están bien atendidos, les falta intimidad y los boxes están más llenos de lo que es habitual. Mientras que lo recomendado es que cada facultativo atienda a entre seis y ocho pacientes a la vez, en el hospital de la capital catalana están pendientes de nueve o 10 al mismo tiempo.

No es el único centro sanitario que está colapsado. La clínica de Blanes, una ciudad costera turística, se ha visto desbordada en plenas vacaciones de verano. Los médicos del centro también se quejan de falta de personal. 

¿Quiere hacer un comentario?