La responsable de luchar contra el lavado de dinero en EEUU se va al HSBC

Jennifer Shasky se unirá al banco para reforzar el control del blanqueo de capitales internacionales, uno de los puntos negros de la entidad que le ha propiciado multas millonarias

3 min
La aún directora del FinCen, Jennifer Shasky.
Redacción
27.04.2016 10:03 h.

La agencia que se encarga de luchar contra el blanqueo de capitales internacional del Tesoro de EEUU, el FinCen, se ha quedado sin directora. Jennifer Shasky Calvery, exfiscal federal que encabezaba la oficina desde que se puso en marcha en 2012, ha anunciado que abandona sus responsabilidades actuales y se une al gigante financiero británico HSBC.

La renuncia se hará efectiva el 27 de mayo, aunque aún se desconoce cuál será la fecha exacta en la que se incorporará a la filial estadounidense de la entidad.

Multas históricas para HSBC

Shasky será la encargada de liderar una nueva estrategia en HSBC para evitar que la entidad pase por nuevas situaciones embarazosas, como tener que aceptar una multa histórica de 1.920 millones de dólares (1.470 millones de euros al tipo de cambio actual) por ignorar las leyes que luchan contra el blanqueo de dinero y bloquear las transacciones con países sancionados por Washington en 2013. Anteriormente, la filial suiza pagó una multa de 780 millones por facilitar la evasión fiscal.

La aún directora del FinCen trabajaba en el Departamento de Justicia cuando se trabajó el multimillonario acuerdo con el gigante financiero, que le evitó acabar en un juicio penal. Eso sí, dejó sus responsabilidades en la unidad que vigilaba el lavado de dinero internacional para incorporarse al FinCen pocos meses antes de que se firmara el pacto.

Gestión criticada en el FinCen

El papel que ha desempeñado en el FinCen ha sido criticado. En un comunicado, Shasky indica que su objetivo ha sido “mejorar la base sólida de la agencia para que pueda realizar su misión mejor en los próximos años”.

El problema, según se apunta desde EEUU, es que el organismo solo se ha lanzado contra bancos pequeños y les ha impuesto multas ejemplarizantes, sin tomar verdaderas medidas contra grandes corporaciones como sí había hecho el Departamento de Justicia anteriormente.

‘Caso BPA’

Además, se vio forzada a rectificar las sanciones porque los tribunales de su país le sacaron los colores en alguna de las actuaciones. La más conocida aquí es la prohibición de operar en los mercados que se referenciaban con dólares, lo que implica ser expulsado a la práctica del sistema financiero internacional, a Banca Privda d’Andorra (BPA) en marzo de 2015.

Propició la intervención de la entidad y la quiebra de su filial española, Banco Madrid, por su presunta implicación en facilitar el lavado de dinero de mafias internacionales. No se pudieron demostrar las presuntas prácticas corruptas (el 92,6% de los cuentas de BPA han pasado una auditoría muy severa) y el FinCen retiró las acusaciones un año después, cuándo su actuación está siendo revisada por un tribunal federal. El caso sigue abierto.
¿Quiere hacer un comentario?