Duran: "La independencia [solo] es viable con un acuerdo con España o con la guerra, y yo no quiero sacrificar a una generación"

El líder de UDC no ve posible la secesión de Cataluña. Rebate a Mas cuando dice que el futuro en Europa son los Estados pequeños: "No estoy de acuerdo en que esta sea la tendencia". Y carga contra Junqueras porque "no se ha movido de casa y no sabe lo que significa la salida de la UE", que sería inevitable en caso de independencia.

5 min
El líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida
Redacción
24.11.2014 23:44 h.

O acuerdo con el resto y de España y con la Unión Europea, o guerra. Estas dos son las únicas alternativas que concibe el líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, para conseguir la independencia de Cataluña. Por ello, concluye que la secesión no es viable.

"Estamos en lío, y no es fácil salir. La independencia [de Cataluña] hoy es viable con un acuerdo con España y teniendo en cuenta la UE, o con otro medio -y si no, analice la historia del siglo XX y XXI- que es mediante la guerra. Esta segunda no la quiere nadie, y la primera no la quiere España ni la UE", ha advertido durante una entrevista realizada este lunes en 8TV.

"No quiero sacrificar a una generación para que Cataluña sea independiente"

El dirigente nacionalista ha reiterado que "sentimentalmente" no es independentista, aunque entiende que haya gente en Cataluña que lo sea.

Sin embargo, ha insistido en que "racionalmente" no es viable: "No sé si viajo más, pero yo hablo con jefes de gobierno en Europa, sé lo que piensa Europa, sé la viabilidad de una Cataluña independiente hoy, y yo no quiero sacrificar a una generación para que Cataluña sea independiente".

"Junqueras no se ha movido de casa y no sabe lo significa la salida de la UE"

Duran también ha aprovechado la ocasión para cargar duramente contra el presidente de ERC, Oriol Junqueras, del que ha dicho que "no sabe si [con la independencia] saldremos del euro o no":

"A mi entender, el señor Junqueras no se ha movido de casa y no sabe lo que significa desde esta perspectiva la salida de la UE. Él debe creer que podemos continuar en la UE. No se habrá leído el artículo 4, ni el 49, ni el 50 de los tratados, y no habrá hablado con los Merkel, Sarkozy, Hollande, etc. para saber si la Europa que hoy estamos construyendo es una Europa que va a aceptar realidades como la nuestra, naciones sin Estado, como futuros Estados. Creo que Europa no va por ahí. Y que la Europa que tiene posibilidades de futuro, a criterio de los líderes europeos, es la Europa actual, no la que yo querría".

En este sentido, ha reconocido que no coincide con el presidente de la Generalidad, Artur Mas, cuando dice que el futuro en Europa son los Estados pequeños. "No estoy de acuerdo en que esta sea la tendencia. una cosa es el deseo de Mas y el mío, y otra es hacia dónde va Europa", ha insistido.

"Llevamos años hablando de la independencia y no de los problemas actuales"

Por todo ello, ha recuperado sus palabras de este domingo, en el sentido de que "más allá del debate independentista hay vida". "Llevamos, no meses, sino años hablando muy ampliamente de la independencia, y sin embargo, no hablamos de los problemas del presente", ha advertido, confesando sentirse "atrapado" por ese debate, como "mucha gente".

Y ha lamentado que se aparten del debate los problemas que afectan directamente a las personas. "El debate es cómo pagar las pensiones, no si serán mejores con la independencia", ha considerado, y ha destacado que decir que "la independencia lo resolverá es populismo".

"Ahora estamos hablando de un nuevo Estado, de construir un nuevo país, de independencia, y no hemos sido capaces desde 1980 de hacer una ley electoral propia que acabe con el sistema de listas cerradas", ha añadido.

"Cataluña no está para hacer elecciones cada dos años"

Preguntado sobre un posible adelanto electoral, tal y como está barajando Mas, el líder de UDC lo ha rechazado plenamente. "Creo que a Cataluña le conviene la estabilidad política", ha señalado, y ha alertado de que, vistas las encuestas, el resultado podría hacer que la Comunidad fuese "ingobernable". "El país [por Cataluña] no está para hacer elecciones cada dos años", ha sentenciado.

En todo caso, ha admitido que "la tercera vía" tiene pocas opciones de éxito. "Yo creo que no existe", ha llegado ha decir, asegurando que, "como tantos ciudadanos", se siente "huérfano".

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:21h
Per què orfe? Partits n'hi ha, tot i que no responguin al cent per cent amb el que aquest senyor pensa. Però això ja li passa al si del seu propi partit, oi? Doncs deixem l'orfandat per casos més adients i que digui alt i clar que el que se sent és sol per manar, que no mana res, vaja, i que, tot sortint de CED(Convergència embargada democràtica) ni és res ni pinta res ni tindrà un miserable escò ni aquí ni allí, i que aquesta és la seva por de pors...
i.g.c 25/08/2015 - 11:21h
Ja n'hi ha, no una sino gairebé dos o tres generacions sense més futur que apuntarse a l'esprit nacional amb els residuals euros o campar la boira cap altres indrets. Això si no es queden per a fer una guerra d'odis que han alimentat de lluny fins enguany. Orfes hi són els fills dels que veiem tants disbarats.
jaumeprimer 25/08/2015 - 11:21h
El sr Junqueras que es historiador resulta que ara es veu com un salvador de la patria i vol emular als seus herois que tant i tant a idolatrat i a distorsionat des del punt de vista històric.
Pablito 25/08/2015 - 11:21h
¿Pero no decía este infecto anti político, pero el mejor pesebrero del Congreso, que se iba a retirar? ¿Pero nos libraremos de este elemento del Durán Lérida, más conocido como el falso catalán, algún día? ¿Qué sabe él de democracia? Mucho menos sabe lo que es moral. Carece de ética y en Madrid tiene un discurso que en Barcelona es diferente, cuando suplicando se baja los pantalones ante Mas, para que no le deseche.
RS 25/08/2015 - 11:21h
Josep Antoni, dos cosas: primero, la tercera vía no está muerta ya que si hubiera elecciones generales ahora, el nuevo Congreso español sería formado mayoritariamente por partidos favorables a esta opción; segundo, si para la independencia necesitamos negociar con España (y así ganarnos la aceptación de la UE), parece que va a ser posible con un gobierno de Podemos, que aceptaría un referendo de autodeterminación y respetaría su resultado. Lo que sí tiene los días contados es el inmovilismo, cuando no recentralización, del PP. Tiempo al tiempo.
¿Quiere hacer un comentario?