Pujol, Mas y ahora Puigdemont en el retrato del 3%

El hilo de Josep Manel Bassols en el 3% conduce al 'president'. Rahola ya no tiene dudas sobre la financiación de CDC. Brutal portada del 'ABC' con Juan Carlos I y Morante

11 min
10.03.2017 09:24 h.

La actualidad le ha levantado la tapa a la prensa de papel. Fiscalía, Guardia Civil y la cruda realidad acorralan a Carles Puigdemont, que posa con sonrisa de circunstancias en la portada de Crónica Global. A su lado, todo orgulloso, Josep Manel Bassols, exalcalde de Anglès, excapo de campaña de Puigdemont, esposo de la excomisionada para la transparencia de la Generalitat Núria Bassols y catalanista hasta el hueso. Seguro que a Bassols no había que decirle dos veces que en vez de meter sevillanas en las fiestas mayores programara sardanas.

Pues ahí están ambos, en el Camp Nou en tiempos en los que nuestro president era alcalde en Girona, y Bassols, el delegado en Cataluña de la empresa Oproler. ¿Qué pasa? ¿Dos colegas en un partido de fútbol? No del todo porque si la foto vale para la antología gráfica del 3% con Pujol, Mas y Puigdemont, el mail que la acompaña es la arrancada de un thriller sobre triles y la mecánica cuántica del pelotazo. Escribe Bassols a su jefe en Madrid, Sergio Lerma: "Ayer llevé al fútbol al alcalde de Girona (junto con su esposa y un arquitecto de confianza suya). La lluvia nos respetó y el resultado (del partido y de la invitación) fue magnífico. Espero nos ayude a entrar en el Ayuntamiento de Girona".

Sensacional. Lo primero que hay que hacer para estar en el ajo de los contratos públicos es ganarse la confianza del político, una especie que acude como la gallina al alpiste en cuando le dicen que se los llevan al fútbol. ¿Qué tendrá el balompié? Una vez en el palco, llega la operación te como la oreja.

Portada de 'La Vanguardia' del 10 de marzo de 2017Bassols es un tremendo patriota, gran servidor de la nación, convergente de piedra picada y un hombre que ha sufrido, según se infiere del texto que le dedica en La Vanguardia Maika Navarro y que habla de otra carta del exalcalde de Anglès. Esta vez escribe a Mas: "'Le pido que me dedique un poco de tiempo para valorar la situación en la que me encuentro y que me incomoda y decepciona mucho', arranca la misiva. Bassols agradece por escrito las gestiones que Germà Gordó realizó en Infraestructures.cat para su mujer, pero lamenta su situación de incertidumbre personal. 'La actitud del partido hacia mí es incomprensible (...) veo como se hacen nombramientos en la Generalitat, el Ayuntamiento de Girona, el de Barcelona (...) de personas que no han desarrollado una labor en favor del país tan larga e intensa como la que yo he expuesto'".

¿Qué hay de lo mío, don Artur? Se le acumulan los muertos en el armario al expresident. Ya ni Rahola se lo cree, según se desprende de la entrevista que le practica Andreu Barnils en Vilaweb, realizada mientras en la Ciutat de la Justícia, piedra viva de las plicas corrompidas, Montull le atornillaba las clavijas a la financiación ilegal del partido:

"-Dubteu del finançament irregular de CDC?

-A hores d’ara, no dubto que a CDC hi va haver finançament irregular. Em costa de creure que no n’hi hagués. En tenim massa elements i símptomes. També estic convençuda que forma part d’una època que ja no existeix. Seria molt injust que Pascal i Puigdemont haguessin de pagar el que ja han pagat políticament. Com a catalans, què hem de fer, amb això? Ser crítics i voler saber-ho tot. I entendre que aquestes pràctiques no poden passar més. El problema és que com a catalans volem que se sàpiga a tots nivells, i que tingui la càrrega que tingui, penal si cal, però mentrestant l’estat juga brut per empastifar-ho tot. I és molt difícil separar-ho, per a un ciutadà. Al Ministeri d’Interior només els preocupa connectar-ho amb l’independentisme, i enfonsar-lo. I crec que ja s’ha demostrat que no se’n surten.

-Puigdemont o Mas?

-A mi m’agraden de manera diferent. Jo sóc dels qui dic a Mas que faci una passa enrere. A Mas li tinc una estima profunda i crec que és un tipus molt íntegre i moral. Puigdemont el considerava un independentista de sempre, però no me l’imaginava de president. Ha estat una sorpresa. Ha crescut brutalment. És institució pura. És Tarradellas quan no tenia res. Quan sents Puigdemont sents els més de cent presidents de la Generalitat. Un president molt potent. No em demanis de triar el papa o la mama. M’agraden tots dos. I també m’agrada l’oncle Junqueras. I el nebot Romeva. És que la família està bé".

Está de muerte la familia y Puigdemont es Tarradellas. Pase lo que pase con el 3% siempre les quedará el Barça, vía de escape del ardor patriótico. En El Nacional, José Antich dedica su artículo a glosar el efecto psicoactivo de los goles azulgrana: "Veinticuatro horas de histeria colectiva. Hacía tiempo que este país nuestro no se permitía un empacho de tantas horas de felicidad seguidas aparcando los problemas cotidianos y los temas que marcan la agenda informativa. Las catarsis tienen estas cosas: acostumbran a ser balsámicas y paran el reloj del tiempo. Desde que Sergio Roberto marcó el sexto gol contra el Paris Saint-Germain, una ola imparable de euforia y emoción recorrió las cuatro esquinas de Catalunya. Los barcelonistas somos así: no hay nada que nos guste más que alcanzar lo imposible y levantarnos al día siguiente viendo cómo el mundo entero nos elogia por una gesta inolvidable y el madridismo rabioso empieza a justificar lo injustificable".

Alcanzar lo imposible, el mundo entero nos elogia, somos la polla, la independencia está a un paso y tralarí, tralará. Lo problemático de esta visión es que, según Raúl del Pozo en su columna en El Mundo, no es del todo inexacta: "En Europa hay decenas de países nuevos, reconocidos y celebrados por EEUU, el Vaticano y Alemania. Esa idea según cual la Unión Europea no consentiría una Cataluña independiente es una estupidez. Tiene razón Puigdemont cuando dice desde el palco del Camp Nou, metáfora del balcón de la patria, que no hay nada imposible, y el Barcelona lo acaba de demostrar jugando al fútbol. 'Cataluña lo demostrará decidiendo su futuro', añadió. El fútbol, como el nacionalismo, es fanatismo moderno".

El mundo está fatal. En El País, Claudi Pérez desvela una nota del Gobierno sobre los efectos en España del tsunami del Brexit: "España perderá hasta 1.000 millones en exportaciones, su economía soportará un impacto de hasta 4.000 millones y tendrá que aportar casi 900 millones más al presupuesto comunitario. El Gobierno subraya también la fuerte exposición a la economía británica de los bancos españoles y de algunas grandes empresas, y la importancia del turismo procedente de las islas británicas para España. Preocupa asimismo la situación de los británicos que residen en España y de los españoles que viven en las islas. El Brexit causará 'innumerables repercusiones' para más de un millón de personas en total, apunta el documento".

Portada de impacto en el ABC, abstenerse melindrosos e indepes porque su contemplación puede herir su sensibilidad. El Rey emérito aplaude al torero Morante de la Puebla, que sostiene un premio del rotativo y luce una llamativa corbata con los colores rojigualda. Un cóctel explosivo y transgresor que desborda los límites establecidos hasta en HazteOír. Tremebunda postal de tronío. Sólo le faltaba el puro al gran Morante. A. Martínez Fornés y R. Pérez firman la crónica de la impresionante estampa: "El Rey Don Juan Carlos destacó anoche en la Casa de ABC 'los valores asociados a la tauromaquia, una realidad presente desde antiguo en nuestro país y en otras naciones hermanas' y que 'ha impregnado con sus mensajes, su estética y significados otras muchas artes'. Don Juan Carlos hizo estas afirmaciones durante la entrega del IX Premio Taurino ABC, que en esta edición ha recaído en el diestro José Antonio Morante de la Puebla, un hombre que 'encarna, como pocos –dijo–, el valor de la tauromaquia entendida como arte clásico y actual'. 'Enhorabuena, maestro. Te deseo que sigas haciendo disfrutar a los aficionados, y yo estoy entre ellos, con la belleza de tus faenas', añadió".

10 de marzo, santoral: Alejandro, Cayo, Víctor y Macario. 

Comentar
tobermory 10/03/2017 - 12:10h
Pues de acuerdo con Raul del Pozo. Claro que Puigdemont tiene sus buenas razones para agarrarse a la primera zarza ardiente que le sale al paso en este monte Sinaí de nuestras entretelas. Un martillo (pilón) ve clavos por todas partes aunque estén ardiendo. Lo problemático de esta visión tan personal es que parece que no se cosca de “lo suyo”, que decía mi padre. Lo echaron al ruedo de la política como quien lanza un trofeo de capullos reventones al torero corneado en la femoral antes de ir a la enfermería, luego se hizo novillero de postín y se buscó cuadrilla, pero ante la inminencia de su alternativa como torero de salón con tronío, va y se corta la coleta ante toda la afición para abrirle mansamente paso al Astut. Aclárate un poquito, leñe. No contribuyas tanto a la confusión reinante. Recuerda que además de exalcalde y sargento chusquero del ejercito sin armas de la nación, también eres el president. Le français pour tous, chavalote. Ou pas.
tobermory 10/03/2017 - 12:43h
De todas formas, como me hizo notar un amigo portuga muy ocurrente y mucho futbolero, ójala que los conflictos de la humana condición pudieran resolverse así, con un reglamento, el balón en juego, unos bigardos forrados de niños y de lo otro (los menos), un arbitro con su pito y sus tarjetas rojas y gualdas (que no sea demasiado parcial), los linieres que corren la banda oliendo a lavanda, y un público enfervorizado como si le fuera la vida en sus colores (como el zapatones de Micolor es USA), pero que al final -¡ay!, ahí me duele mi Catalunya- tiene que aceptar el resultado por narices aunque le sepa a cuerno quemado. Imagino que los jugadores y la afición del PSG no sospechaban que su derrota les iba a dar tanto de si (y de todos a una) a la nobilísima afición culé. F.C. Catalunya 1 – Gabachos F.C. 0 (patatero). Lechuguinos a la parisien. Si en er fondo er cazo estaba chupao, como quien dice.
tobermory 10/03/2017 - 14:40h
Larga vida a los futboleros (incluso a mi cuñao del Rayito). Otra cosa es que La Fiesta Nacional siga tan internacional aunque en Portugal hayan hecho llufa con la rampante ñoñería global, excepto los de Barrancos. En las corridas siempre hay amores que matan, lo lamentable es que pretendan que las miradas del respetable confluyan en las peinetas de los señores del palco presidencial y no en el ruedo o en las gradas de sol. Así, ni a Botsuana a fusilar al abuelito de Dumbo. Cinco son + o - las corridas (de toros) in my life. En mi pueblo por la edad, en Madrid tieso y sin interés por el rojo, si acaso por el libro ídem de Mao (un gran matador pero a lo chungo) y aquí con mi hija a una de centauros estupendos, que nos gustó mucho, antes de que chaparan el coso. No es la sangre, es lo simbólico lo que les tira de la sisa a los antitaurinos. Pero Aunque Cocomocho se vista de seda, se le ponen luces, y en novillero pastueño se queda. Saludos y buen finde.
tobermory 10/03/2017 - 15:23h
PD (Par al Descuido). Aun nos partimos el pecho en casa recordando a un compañero de nuestra hija, de una escuela del CEPEC en el Ensanche de aquellos años, que tenía a los papás horrorizados porque decía insistentemente que de mayor, o de la benemérita o torero. Si no lo llevaron al psicolólogo fue porque descubrieron que era el abuelo materno el que les maleaba al niño regalándole tricornios y trajes de torero.
¿Quiere hacer un comentario?