Montoro enseña el colmillo y tapa la lista de amnistiados

La Generalidad mejora la sopa boba de los medios soberanistas. El ministro de Hacienda se niega a dar a conocer a los 31.000 "mecenas" que salvaron de la quiebra al Estado

9 min
30.06.2017 09:35 h.

Inasequible al desaliento, impasible el ademán, la coronela mediática celebra la última entrega de premios de la Fundación Princesa de Girona a cargo de Felipe VI. Última porque en 2018 la fundación habrá sido desmantelada o sustituida por una estructura de estado republicana con el nombre de Puigdemont, Mas o Guardiola. Ese es al menos el plan, salvo que por razones diplomáticas de buena vecindad se permita al Rey de España mantener su agenda catalana.

El famoso plan Ibarretxe no consistía en proclamar una república a lo bruto, como quien levanta piedras o corta troncos. Preveía un reconocimiento institucional a la Corona que de haber salido adelante la cosa hubiera tenido un papel en el País Vasco similar al de la reina de Inglaterra en Nueva Zelanda.

El frente soberanista presenta notables grietas. Prima la improvisación hispánica frente a las ancestrales cualidades nórdicas de la organización del trabajo catalana y ha tenido que salir el cupero Quim Arrufat con su tono de "portacoz" batasuno a recordar que no tolerarán desafecciones o chapuzas de última hora. Así es que los consejeros tienen detrás un comisario político. Igual que las tropas rusas en la Segunda Guerra Mundial, a las que se daba a elegir si preferían morir con honor en un asalto suicida o de un tiro en la espalda por cobardes.

En la CUP dudan de todos salvo de Puigdemont, a quien consideran uno de los suyos con corbata. Por el "president" no quedará. Ni por los medios de comunicación. Los diputados de Junts pel Sí y la CUP aprobaron este jueves una moción para que no haya dudas sobre quién se va a seguir forrando con las subvenciones de la Generalitat. En El País destacan el asunto en un esquinazo superior de la portada. Dani Cordero es el autor de la información en el diario prisaico: "El Parlamento catalán aprobó este jueves una moción que insta a la Generalitat a no otorgar subvenciones a aquellos medios de comunicación privados que se nieguen a insertar o emitir anuncios sobre el referéndum independentista. La resolución, pensada para ofrecer transparencia al reparto de fondos públicos a los medios privados, incluye un punto aprobado solo por Junts pel Sí y la CUP que reza así: “Los medios se comprometen a aceptar todas las campañas que lleve a cabo el Gobierno, también las relacionadas con comunicar aquello necesario para el buen funcionamiento del referéndum del próximo 1 de octubre”".

Esto es transparencia total y dejarse de pijadas. Gran mejora en la sopa boba, dos cucharones más para los mejores propagandistas.

Mauricio Casals, el hombre más reunido de España, vuelve a estar en la onda judicial. En El Español, Alejandro Requeijo y Carlota Guindal dan cuenta de sus últimas andanzas: "Casals, hombre fuerte de La Sexta y del Grupo Atresmedia de Planeta, se encuentra investigado por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón (recién llegado al Juzgado) por un presunto delito de tráfico de influencias. Se le acusa de usar sus contactos en el Gobierno para conseguir subvenciones y préstamos en favor de ZED, empresa española pionera en Internet cuyo fundador, Javier Pérez Dolset, ha sido detenido por un presunto delito de insolvencia punible y fraude de subvenciones. ZED, autora de videojuegos de éxito, llegó a estar valorada en 1.000 millones pero actualmente se encuentra en concurso de acreedores".

No se descarta la desimputación automática del autodenominado príncipe de las tinieblas como ya sucedió en el caso Lezo y las supuestas amenazas a la presidenta madrileña Cristina Cifuentes.

Algo pasa con Montoro. En el ABC no cesan de agitar la coctelera de entre ministro de Aznar y ministro de Rajoy se dedicó al noble arte de la asesoría fiscal, cosa que es de mal mirar y difícil de explicar cuando se ha sido, se es y/o se será titular de la cartera del ramo del ministerio de Hacienda.

Es como si le hubieran metido una paralela a alguien de muy arriba en la centenaria cabecera. Montoro no se anda con puñetas. Amenaza directamente. En el diario aludido Víctor Ruiz de Almirón firma el texto sobre las singulares advertencias: "El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha amenazado con acudir a los tribunales tras las informaciones que ABC viene publicando respecto a su antiguo despacho, Equipo Económico, cuyas acciones vendió a su hermano. Aunque ha reconocido que no puede hacerlo: 'Estoy esperando a que alguien pase la raya para defender mi honor donde debo defenderlo, que es en los tribunales, pero no lo consigo porque están ahí midiendo el terreno'".

Portada del 'ABC' del 30 de junio

Continúa: "En declaraciones a los medios en el Congreso de los Diputados, tras ser reprobado por el Pleno, ha dicho que no dudará en acudir a los tribunales: 'Voy a defender mi honor porque lo único que tiene una persona de mis características es el sentido y el pudor de defender su honor, pero no puedo hacerlo con una portada que diga que fundé un despacho». (...) «Si utilizan mi foto en una portada, ¿yo qué hago?. Sí, fundé un despacho. ¿Eso es malo en España?'".

Pues depende de lo que se despache y no sólo es el despacho, sino la amnistía fiscal para 31.000 afortunados. Sostiene Rajoy que hubo que hacer aquello porque el Estado estaba canino y necesitaba liquidez inmediata. Vale, pero la prensa y la oposición quieren saber quienes fueron los mecenas. Carlos Segovia relata en El Mundo la negativa de Montoro, que se resiste como gato panza arriba a dar nombres: "El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, rechaza ahora hacer pública la lista de beneficiarios de la amnistía fiscal por razones de seguridad jurídica. El ministro expresó su negativa a que se conozcan los nombres de los 31.000 amnistiados en 2012, según aseguran a El Mundo fuentes conocedoras de la conversación mantenida por el ministro con representantes de Ciudadanos el pasado miércoles. En esa reunión, en que también participaron altos cargos y diputados del PP, Montoro se mostró 'muy preocupado' por la propuesta de ley presentada por el PSOE apenas horas antes para levantar el secreto de la lista. (...) No llegó a pedir expresamente el apoyo de los diputados de Albert Rivera para frenar la iniciativa socialista, pero sí les trasladó la necesidad de que no salga adelante para no cambiar las reglas de juego en las que 31.000 personas y empresas aceptaron revelar su patrimonio evadido. La votación no tendrá lugar previsiblemente hasta la vuelta del verano. La decisión de Cs será clave y los asistentes no expresaron aún cuál adoptarán, según las citadas fuentes".

30 de junio, santoral: Ladislao, Marcial, Ostiano y protomártires de la Iglesia Romana.

¿Quiere hacer un comentario?