La España bolivariana y Mundó vigila a los jueces

Pablo Iglesias defiende en el Congreso el derecho de autodeterminación de todos los pueblos de las Españas. El conseller de Justicia ordena auditar el "funcionamiento de la justicia"

9 min
14.06.2017 09:29 h.

A pique nos vamos seguro. Naufragio asegurado. Se trata de decidir si más tarde o más temprano. Todo lo que sube baja, el lado untado de la tostada, el hecho biológico, nada es para siempre y tal. Rajoy propone ir tirando. Es un gran pragmático. El joven Pablo Iglesias, mano izquierda en el bolsillo y chaquetilla de la marca Melapela, es partidario en cambio de volar la Santabárbara para aligerar carga. La nación de naciones de Anselmo Carretero que revitalizó Maragall es la música de la lírica de Iglesias, el concepto "desllorigador" de la piel de toro, barra libre de autodeterminación. Como el café para todos, pero cada uno en su cortijo, caserío o caverna.

Victoria Prego firma una prolija crónica en El Independiente: "En materia de Cataluña (Iglesias) surfeó sobre las olas pero insistió en algo notable: no sólo en que España es una nación de naciones sino en el derecho de autodeterminación que asiste a todas y cada una de sus regiones, a las que mencionó una por una de acuerdo con su denominación autonómica, empezando por las aspiraciones de autogobierno de Navarra, siguiendo por las de Galicia y… recalando en Madrid, de la que no pudo decir, por lo disparatado que hubiera resultado, lo del derecho a decidir y tuvo que conformarse con recordar el 15-M y lo bien que gobierna Manuela Carmena el Ayuntamiento".

elpais.200Por aclarar algunos conceptos y aportar información, Francesc de Carreras advierte en una pieza de El País sobre los riesgos de las confusiones terminológicas: "En nuestra Constitución está claro qué es nación pueblo, nacionalidad y región: no lo oscurezcamos con términos nuevos como “Estado plurinacional”. Que yo sepa, este término sólo está recogido en las recientes constituciones de Bolivia y Ecuador. Art. 1 de la Constitución boliviana: “Bolivia se constituye en un Estado Unitario, Social, de Derecho, Plurinacional, Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías”. En la de Ecuador, algo parecido. Una cosa es una opinión libre, otra un texto legal, vinculante, interpretable de acuerdo los métodos de interpretación jurídica. En las leyes, ¡cuidado con las palabras!, las carga el diablo".

Dicen que ha nacido una estrella en la España del sendero bolivariano. Se llama Irene Montero, tiene 29 años y se largó un discurso de dos horas en el Congreso de los Diputados. No estuvo mal la portavoz de Podemos. Raúl del Pozo escribe que un dirigente de Podemos hasta la compara con Dolores Ibárruri. Acabaremos fatal, nen: "Monedero ha visto elevar al infinito el nivel del Parlamento con Pablo e Irene. Otro dirigente de Podemos comenta: "Creo que Pablo se ha enredado en la parte programática que suele ser un coñazo e Irene Montero ha estado brutal, soberbia, una Dolores joven. Ha nacido la presidenta de la Tercera República. Ha hecho uno de los mejores discursos que se recuerdan en la Cámara". Eso es mucho decir".

Hay otra manera de ver lo de Irene Montero. Sin salir de El Mundo, Jiménez Losantos suspende sin paliativos a Montero y a su compañero de escaño: "La minusvalía electoral de Rajoy necesita de la minusvalía intelectual de Podemos. Y viceversa. (...) una iletrada aspaventosa que citaba a Clara Campoamor y respaldaba el referéndum separatista catalán, ignorando que Campoamor se mostró radicalmente contraria al Estatuto catalán en la medida que menoscabara la soberanía nacional. Y que la izquierda la echó de la política por lograr el voto femenino con el apoyo de la derecha. ¿Lo sabe? ¡Ni quiere saberlo! La feliz pareja exhibió el peor discurso del odio: el del odio a estudiar, por el riesgo de aprender algo".

En líneas generales, el periodismo madrileño felicita a Mariano Rajoy por la amenidad de sus réplicas, el tono ora irónico, ora desenfadado y la menor duración de sus intervenciones. El doctorado de Iglesias en Ciencias Políticas es una filfa de diplomatura en yoga por la universidad de Wisconsin en comparación con una plaza vitalicia de registrador de la propiedad obtenida por oposición pura y dura. Y se nota. Con todos sus defectos a cuestas, Rajoy es Claudio entre bosquimanos. Se le imputa haber acuñado un nuevo trabalenguas: "Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo beneficio político". Es mucho mejor el "somos sentimientos y tenemos seres humanos". ¿Y? ¿Eso es todo? 

Tal vez el gran ausente, Pedro Sánchez, le hubiera puesto las cosas más difíciles a Rajoy. Sabe lo mismo que Iglesias, pero tiene los espolones que le faltan al coletudo, producto de una burbuja mediática y Narciso ante el espejo. Rajoy se quitó la moción de la corrupción con una sentencia de jugador de dominó en formato tuitero: "Las sentencias, las acato; los periódicos, los leo; de las habladurías no hago caso". 

Los medios soberanistas observan con suma distancia los acontecimientos en la Carrera de San Jerónimo a pesar de la decidida apuesta de Iglesias (Bildu se la ha comprado) por el derecho de autodeterminación. España se va a convertir en un puente aéreo entre lo que quede de Castilla y las Islas Canarias, pero nuestros nacionalistas no le ven la gracia a pedir el ingreso en la ONU junto a la nación murciana y el califato andalusí.

La Fiscalía introduce en la querella sobre el concurso de las urnas el anuncio de Puigdemont de la fecha y la pregunta. El escrito del fiscal superior sostiene que el acto solemne de un referéndum vincula la compra de los recipientes con la consulta ilegal. Sale humo, ahí están fumando, pero todavía no hay colillas en el suelo. 

El conseller de Justicia, Carles Mundó, es un tipo decidido, enérgico e inflexible, dispuesto a ejercer sus competencias y más allá. Jesús García revela en El País su última iniciativa, una de esas acciones que retratan el fondo pardo del proceso: "La Generalitat ha activado un proyecto para “evaluar” cómo funciona la justicia. Ocho funcionarios asignados a esa tarea pretenden realizar visitas a los juzgados catalanes y acceder a sus sistemas informáticos. La iniciativa ha topado con la oposición frontal de los jueces. La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha vetado al Gobierno catalán tanto las entrevistas como el acceso a Temis2, la base de datos que permite conocer, a tiempo real, el estado de las causas judiciales abiertas. Los jueces opinan que el plan pretende “inspeccionar” su labor, competencia reservada al Consejo General del Poder Judicial".

14 de junio, santoral: Anastasio, Digna y Félix de Córdoba, Eliseo, Proto, Rufino y Valerio.

¿Quiere hacer un comentario?