Furor indepe tras la soflama de Guardiola

Puigdemont y Junqueras sostienen que hasta los funcionarios se alzarán para que se pueda votar el 1 de octubre. El alcalde de Sevilla saca a concurso el exterminio a tiros de las cotorras

10 min
12.06.2017 09:05 h.

Entusiasmo indescriptible. Pudiera parecer que el soberanismo ha ganado su décimo Roland Garros. El efecto Guardiola genera moral de victoria. El entrenador interpretó un manifiesto que a momentos parecía una arenga de vestuario antes de un partido contra el Real Madrid. ¡Vamos, vamos! Muy motivador, incluso a la hora de mezclar política y tres por ciento. Es un párrafo del manifiesto: "Hoy el Estado español persigue incluso el debate político. Una amenaza extensible a todos los demócratas: al "Govern", al "Parlament", a su presidencia y a su mesa. Incluso, a la función pública y a nuestros empresarios que se ven presionados por la fiscalía y la policía judicial. Es inédito y democráticamente insostenible".

Todo el mundo tiene un pasado, pero el pasado qatarí de Guardiola es algo más que un antecedente poco recomendable para dar lecciones de democracia. Y con qué aplomo lo hizo. Ni Lech Walesa escalando el muro del Astillero Lenin en Gdansk. El convencimiento que transmite el exiliado Guardiola respecto a la celebración del referéndum tal vez deba ser tomado más en serio que el de Puigdemont o el de Junqueras.

Los medios pro referéndum exaltan la gloriosa e histórica jornada de ayer, culminación de la pantalla fecha y pregunta. Jordi Cuixart, el hombre de la perfilada barba quijotesca que preside Òmnium Cultural (busquen sus obras completas en Google), sostiene que no hay suficientes cárceles españolas para tanto demócrata catalán. La soflama enardece a la masa, dispuesta al sacrificio. Al presidente Puigdemont, en la charleta con Junqueras y Sanchis, no le cabía duda alguna. "Estoy convencido de que la mayoría de los ciudadanos de Cataluña, sean trabajadores públicos o no, se alzarán", profetizó en TV3.

El director de El Nacional, José Antich, centra el debate en el primer Cataluña-España de selecciones y refleja a las claras la euforia en el conjunto cuatribarrado. La pelota está en campo contrario: "L'etiqueta #guardiola ha estat trending topic durant moltes hores, un temps en què els insults i les desqualificacions han estat exagerades. Just fins que ha emergit el tennista Rafael Nadal com a guanyador del seu desè Roland Garros a París. Llavors s'ha volgut contraposar l'espanyolitat de Nadal amb "la traïció" de Guardiola. Amb les coses d'aquesta manera, els independentistes saben que poden comptar amb Guardiola. Arrimadas, Albiol i Iceta poden contraprogramar amb Nadal quan els doni hora per participar en una concentració unionista i s'hi presti. Cosa que no ha passat".

elmundo.200Joaquín Luna ya se daba por vencido en su columna del domingo en La Vanguardia: "Definitivamente, no soy digno de esta República. Está hecha para los mejores, para gente de otra pasta y otra categoría moral. Me faltan tantas cualidades, en suma, que ya es hora de decirlo, no sin antes avanzar mi abstención por activa y por pasiva. Nunca seré un buen catalán. Lo escribo sin recochineo. Y lo curioso es que me empieza a importar poco: acepto la inferioridad ante unas gentes que o imponen su voluntad o van a seguir amargando los días y algunas noches de mi vida". (...) Don Mariano Rajoy: uno se ha mojado y espero que usted lo haga cuando pase el chantaje del referéndum del 1 de octubre".

Sobre Rajoy escribe Cayetana Álvarez de Toledo en un análisis para El Mundo: "El presidente Rajoy es un hombre tibio, escéptico, eminentemente racional. Su referente vital -quizá el único- es su padre: un juez. Su sintagma favorito y lema o anti-lema político es «sentido común». A un hombre así la revolución y la violencia le son absolutamente ajenas. No es que no las contemple; es que no las comprende. Y a su temperamento se une la táctica. Equivocada. Hace unos días, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría filtraba que se siente «traicionada» por Junqueras: lágrimas de cocodrilo escarmentado. Algo parecido podría decir el perplejo ciudadano español de su presidente, que en marzo intentó comprar la pax catalana con 4.200 millones de euros. ¿Cuánto nos habríamos ahorrado, en todos los sentidos, si hace tres años el Gobierno hubiera dado la cara en lugar del perfil? Pero aquí seguimos, subidos a la noria del absurdo: se exigen consecuencias jurídicas para actos que llevan años teniendo efectos políticos. Y sobre todo se mantiene la perversa dinámica de acción-reacción: el Estado, a rebufo".

Sobre lo que pueda pasar a partir de ahora se ocupa Toni Bolaño en un texto de La Razón: "Los alcaldes son básicos para abrir colegios electorales y para garantizar que los materiales estén en su sitio en el momento de iniciarse las votaciones. Además, la AMI está preparando todo lo necesario para constituir la Asamblea de Cargos Electos –formada por alcaldes y concejales independentistas– para el caso que el Govern y el Parlament sean inhabilitados. Esta Asamblea sustituiría a las instituciones catalanas en caso de inhabilitación. Así lo dijo ayer la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, que gobierna su ciudad, Vilanova i la Geltrú, con 4 concejales –de un total de 25– tras el abandono del grupo de dos concejales de la extinta Unió Democràtica. Además de abrir los locales y garantizar el funcionamiento de la jornada, los alcaldes cobijan el tesoro más preciado: el censo".

Noticias de Francia. Macron arrasa en la primera vuelta de las legislativas con una participación inferior al 50% y el tenista Nadal, como se ha dicho, obtiene su décimo trofeo de Roland Garros. Afirma McEnroe que ganar al manacorí en tierra batida es lamerse el codo.

¿Les molestan las cotorras? Barcelona está llena. Meten un ruido capaz de sobreponerse al de los camiones de bomberos. Se conllevan con las palomas y comparten comederos. Verlas en vuelo de formación por la calle Valencia es un espectáculo aeronáutico. Aquí no se habla ni de la contaminación acústica ni de la fauna aviar urbana, cada vez más variada. En Sevilla, en cambio, como no tienen proceso se ocupan de las cotorras. 

El alcalde, Juan Espadas Cejas, es un digno aspirante socialista a que se hable tanto de él como de Carmena y Colau. Pretende cargarse las cotorras a tiros, según la historia en Público que firma Ricardo Gamaza: "La polémica decisión del consistorio que encabeza el socialista Juan Espadas es tirotear a estas aves exóticas. Para ello, ha aprobado una licitación a la que ha tenido acceso en exclusiva Público en la que argumenta que el único método que consideran efectivo para acabar con estas poblaciones de cotorra es “el uso del disparo con carabina de pequeño calibre (aire comprimido)” y rechazan otros métodos menos importantes como el derribo de nidos al considerar el Ayuntamiento que esas actuaciones “provocan la reconstrucción de los mismos, lo que supone un nuevo impacto sobre las ramillas y brotes de los árboles de parques y jardines, el taponamiento de nidos y huecos imposibilita el acceso a cualquier otra especie nidificante”.(...) La conclusión final del Ayuntamiento es que el método para acabar con las cotorras exóticas es mediante “disparo con carabina de aire comprimido, calibre 4,5 o 5,5 con trípode y mira telescópica realizada por tirador experto”". 

El caso es que de esta noticia se desprende la noticia de que en Sevilla hay un Consejo Municipal de Bienestar Animal de reciente creación por el mismo Ayuntamiento.

12 de junio, santoral: Juan de Sahagún, Onofre, León y Nazario.

¿Quiere hacer un comentario?