Crisis en el Govern por la desorganización del 1 de Octubre

Romeva se desentiende del fiasco del registro de catalanes en el exterior y le pasa la patata a Borràs. Junqueras le pide al Estado que rescate el Eix Transversal antes de que Cataluña se dé el piro

11 min
22.06.2017 09:47 h.

Problemas en Camelot. A 101 días del l-O, la casa sin barrer. El referéndum pinta fatal. Insisten en que no será un 9-N y es cierto que aquello llevaba más preparación, recorrido y visos de realidad, a medio camino entre una costillada y un mitin. Lo de ahora tiene un aspecto de truño y un aire de mojón que espeluznan. Organizan Pepe Gotera, Otilio, Rompetechos y Filemón y no hay manera de que se pongan de acuerdo. En teoría, el responsable del tinglado es Oriol Junqueras, pero el teletubbie de ERC es de los que delegan.

Son varias las broncas relacionadas con la organización de la consulta. Los letrados del Parlament muestran ciertas reticencias ante la reforma del reglamento de la cámara, mientras que las partes contratantes de Junts pel Sí, pedecatos y esquerranos, han abierto una bizantina controversia sobre si la ley de transitoriedad jurídica ha de proclamarse antes o después de los dolores referendarios.

La señal de alarma la ha activado Meritxell Borràs, la consejera de las urnas, que está que trina con el minister Romeva por el voto de los catalanes en el exterior. Oriol March y Roger Tugas descubren el pastel en Nació Digital: "Es tracta d'un procés que no ha estat exempt de tensions internes, especialment quan s'han hagut d'afrontar dificultats operatives. Una de les que estan enquistades des de fa setmanes és el vot exterior. Segons fonts consultades per NacióDigital, el sufragi dels catalans que resideixen a l'estranger provoca discrepàncies entre la conselleria de Governació, dirigida per Meritxell Borràs, i la d'Afers Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència que comanda Raül Romeva".

Sigue la nota: "La discussió, en essència, és qui s'encarrega del vot exterior. Des de la conselleria d'Exteriors existeix el convenciment que Borràs s'està "espolsant" la "responsabilitat" que li pertoca a Governació. L'argument de la conselleria de Romeva és que, si el referèndum -com ha repetit el vicepresident Oriol Junqueras en nombroses ocasions- farà servir els mateixos mecanismes que en unes eleccions al Parlament, és Governació qui se n'ha d'ocupar". 

elpais.200En el tuya mía de Romeva y Borràs se mete el Ara con un texto que lleva las firmas de Solé, Moldes y Orriols: "A dia d’avui, els catalans que viuen fora de l’Estat tenen difícil poder votar al referèndum de l’1 d’octubre. El Govern encara no ha resolt de quina manera poder garantir el dret a vot dels més de 200.000 catalans que estan apuntats al Cens Electoral de Residents Absents (CERA), que depèn de l’Estat. Aquest fet està generant inquietud entre la comunitat catalana a l’exterior amb ganes de votar l’1-O, i també entre les entitats sobiranistes. Fonts d’aquestes acusen a les dues conselleries responsables de garantir aquest dret a vot, Governació i Afers Exteriors, de no haver fet els deures a temps per tenir el registre de catalans a l’exterior actualitzat, ni de tenir la llei del vot electrònic a l’exterior aprovada a temps". 

El periódico soberanista se puso al habla con la consejera, que pule y da cera en la closca de Romeva: "Segons explica la consellera, per garantir el dret a vot a tothom, també als catalans a l’estranger, cal tenir un cens, i el Govern té molt clar que l’Estat no els cedirà el CERA –com tampoc el cens dels residents a Catalunya–, i per aquest motiu recorda que “a dia d’avui, el més proper i homologable a un cens és el registre de catalans a l’exterior, i actualment només hi ha 5.000 persones apuntades quan al CERA n’hi ha 200.000”. Meritxell Borràs assegura que aquest fet és el genera “preocupació” al Govern. “S’ha de treballar per resoldre-ho”, afegeix".

En el Ejecutivo autonómico recelan de Romeva, al que acusan de pasarse el día haciéndose fotos con los embajadores de la Generalitat. La burocracia no va con el nadador en aguas abiertas que es el consejero requerido por el Tribunal Constitucional a que cambie el nombre de su consejería de "Foreign Affairs, Institutional Relations and Transparency". 

Para contrarrestar el efecto de la confusión en el Titanic, el Govern suelta migas sobre las leyes de la futura república. Las pensiones serán dignas de potentados y quien no pueda pagar la hipoteca liquidará sus obligaciones con la dación en pago. Todo esto y la manera de votar se presentará en un gran acto solemne, histórico y apostólico que se celebrará el 4 de julio con la actuación del nuevo dúo Pimpinela formado por Puigdemont y Junqueras.

El maestro de física cuántica al que los consejeros del PDeCAT apodan el Pejigueras por las pegas que pone para no firmar los albaranes está a lo que está, que él sabrá. Según Salvador Sostres, no hacen más que darle calabazas en los mercados. Es el tema de portada en el ABC: "El vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, aseguró que ve a Cataluña preparada para dejar el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y volver a financiarse en los mercados. El Tesoro español se financia a un coste del 0.74%, en niveles históricamente bajos. Si Cataluña saliera a los mercados tendría que recurrir a los fondos asiáticos donde le exigirían un retorno mínimo 9-10%. Es lo que en Londres le informaron a Junqueras los grandes bancos de inversión como Goldman Sachs, JP Morgan o Morgan Stanley, a los que el conseller acudió para explorar las vías de financiación de una hipotética república catalana independiente, según fuentes consultadas por ABC".

La realidad pone a Junqueras mirando para China. Añade Sostres: "Los mencionados bancos -en defensa de los más obvios intereses de sus clientes- no estarían dispuestos a invertir en una Cataluña que se separara de España sin un pacto con el Estado, por la inestabilidad de la que siempre huyen los inversores. De este modo, a la improbable república catalana sólo le quedaría recurrir a los mercados asiáticos, que si estuvieran dispuestos a financiarla sería a cambio de unos intereses insostenibles del 9-10% «como mínimo»". 

Sumido en el más absoluto delirio, Junqueras pretende proclamar la república, pero también quiere que el Estado financie con el FLA el rescate del Eix Transversal, según anota Óscar Muñoz en La Vanguardia: "El Govern se ha propuesto dar un fuerte impulso a la reducción del déficit mediante una operación de gran fuerza simbólica: el rescate anticipado del Eix Transversal, la mayor obra viaria de la historia de la Generalitat. Esta autopista, también conocida como C-25, une Cervera con Caldes de Malavella a través de un trazado de 153 kilómetros que permite viajar entre Lleida y Girona sin pasar por Barcelona. Según han explicado a La Vanguardia fuentes cercanas a la operación, para revertir la concesión, el Departament d’Economia i Hisenda, que dirige el vicepresident Oriol Junqueras, ha solicitado al Gobierno central financiación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Con este mecanismo se prevé cubrir al menos el 70% del coste total, valorado en 530 millones de euros. El ahorro financiero hasta el 2040, año en que vence la concesión, rondaría los 700 millones".

Por su parte, El País solaza a sus lectores con una dilatada entrevista a Macron en la que el presidente francés se apunta para líder de Europa frente a Putin y Trump y promete el renacimiento de Francia. En el entre tanto le dimiten los ministros, implicados en turbios manejos de nepotismo y tráficos de influencias.

En España, Pedro Sánchez es más de izquierdas que nadie, campeón nacional del peso ligero, abajo el capital, muerte a los oligarcas. El nuevo PSOE no apoya el CETA, Tratado de Libre Comercio entre el Canadá y la UE porque dice Cristina Narbona que el acuerdo otorga más poder a las grandes corporaciones. Viva Zapata.

22 de junio, santoral: Albano, Consorcia, Eusebio, Flavio, Nicetas, Paulino y Tomás Moro.

¿Quiere hacer un comentario?