La ANC se desmelena y Puigdemont merengón

El mundo al revés. De los Cobos, por el derecho a decidir y Puigdemont recita el himno del Real Madrid. La Plataforma per la Llengua inventa "CatalApp" para controlar el idioma de los botigueros

9 min
16.03.2017 09:31 h.

Los medios se han puesto estupendos con las elecciones en Holanda, diríase que todavía bajo la bota del duque de Alba y los tercios de la bandera de la Cruz de Borgoña. Atención especial a unas elecciones en las que se preveía un tsunami ultraderechista y han arrojado la victoria del primer ministro, un tal Rutte, de derechas, pero no como Wilders, que corre por esa banda pero fuera de la línea de cal. Noticia de relieve para empezar la jornada. No habrá Nexit de momento por mucho que los socialistas del puño y el tulipán tengan alergia al depauperado euro.

De las interioridades holandesas se ocupan en la portada de El País Juan Diego Quesada e Isabel Ferrer, que suscriben la compleja información información: "Holanda ha puesto el freno a la extrema derecha en Europa. Las urnas han dado como ganador al actual primer ministro, el liberal de derechas Mark Rutte, y revelan que Geert Wilders, el candidato racista y antieuropeísta que llegó a liderar las encuestas, no ha tenido tanto apoyo como el que se le presuponía. (...) Con más del 90% de los votos escrutados, Rutte ha quedado en primer lugar con 33 escaños, lejos de los 76 que se necesitan para formar Gobierno".

Tendrá que pactar, cosa que es la norma en un reino que desconoce el bipartidismo, tal cual se explica en la crónica del diario de Prisa: "Con estos resultados, el Gobierno más probable nacerá del entendimiento entre cuatro o cinco partidos. Liberales de derecha (europeístas con un buen control de las demandas fiscales de Bruselas), cristiano demócratas (contenidos pero sin rechazo a Europa y con toques identitarios de última hora), liberales de izquierda (proeuropeos en todo), y ecologistas (la estrella de fin de campaña, que mira a la UE en términos de paz, seguridad y clima), pueden formar un cuarteto. De necesitar aún a otros, los socialistas radicales parecen una opción. El problema es que si bien quieren colaborar con la UE, no les gusta el euro".

Wilders, al que se tacha de descerebrado bajo una peluca goyesca, es el gran derrotado. No tiene domicilio fijo. Vive en constante movimiento, amenazado por el terrorismo islámico. Ha perdido las elecciones y aunque las hubiera ganado no sería primer ministro por el todos contra uno. Gran alivio en general y enorme satisfacción en particular de los barbudos de las fatuas y el AK-47. Paradojas de la posmodernidad. Dicen que se lo la buscado por decir cosas feas del innombrable. El tipo quería prohibir las misas islámicas, como Podemos las católicas. Habrase visto.

En el solar ibérico, el eje Madrid-Barcelona está más transitado que nunca. El presidente saliente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, ese que era tan facha y llevaba el carnet del PP en la boca, entra por méritos propios en la galería de juristas ilustres abducidos por el derecho a decidir. Antológica despedida que aplauden hasta con los carrillos del culo en la prensa soberana. Dice Pérez que el TC no es el parapeto contra el independentismo y como se va del convento recomienda diálogo y pacto. Es como esos médicos que lo curan todo recomendando no fumar. En El Punt Avui firma la pieza David Portabella: "Pérez de los Cobos va reconèixer que el dret a decidir és una “aspiració política susceptible de ser defensada en el marc de la Constitució”, i va advertir que el tribunal que ara abandona no pot solucionar “problemes” polítics com ara el de la voluntat del poble català. “La tensió no ha cessat”, va alertar".

elpais.200El miércoles tenía buen karma. Al Avui le encanta Pérez y Puigdemont le entrega un premio a don Vicente del Bosque, el marqués de Sudáfrica. Grandes abrazos y momento de buen rollo. Una cosa celebrada en la capital de la meseta que era como para alquilar sillas. A Puigdemont sólo le faltó ponerse un pan daliniano en la azotea. Juan José Mateo lo describe así en nota para El País: "Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat, recita el himno del FC Barcelona y el del Real Madrid. “Tan se val d’on venim, una bandera ens agermana”, dice el líder independentista, recordando que hasta los peores rivales pueden llegar a ser hermanos. Y añade: “El himno clásico del Madrid habla también de una bandera limpia y blanca que no empaña”. Vicente del Bosque, exseleccionador español de fútbol, le observa tras recibir, este miércoles, el premio Blanquerna, igual que los organizadores del Nueva Economía Fórum. Dos días después de la inhabilitación de Artur Mas por organizar el referéndum del 9-N, Puigdemont ha hablado de deporte, pero en realidad ha hablado de política. “El premio es un reconocimiento que Cataluña hace a una persona y a una entidad que juegan limpio, que pregonan la sana rivalidad y el fair play”, ha dicho. Y ha pedido trabajar "por un mejor entendimiento y diálogo entre la sociedad catalana y la española”".

Hasta aquí las noticias que en general se consideran buenas.

Entre bambalinas y tras los focos, la ANC ha variado las órdenes del plan Astucia Máxima y se plantean un golpe de mano para proclamar la república en el Parlament, a la brava, pero lo más pacífico del mundo. En La Vanguardia explican el procedimiento de la ANC y sus muy variados escenarios. El documento es la mar de entretenido y hasta se plantea el terrible escenario de una victoria del "no" a la independencia en un referéndum vinculante con el Estado mirando para otro lado. ¿Qué pasaría en ese caso? Convocatoria extraordinaria y urgente de la asamblea general de la ANC para discutir si se acepta el resultado o se impugna la votación. Son adorables. Dicen que Jordi Sànchez es el muñeco diabólico, pero qué va, es un peluche

La "Plataforma per la Llengua", por su parte, ha desarrollado una App ideal para Quimi Portet y los camareros que no hablan catalán, un artefacto que permitirá dibujar el mapa de los comercios que no tienen el nivel C. "CatalApp" se llama el dispositivo, tinta incolora para escaparates. Jordi Pueyo firma la noticia en la edición digital catalana de El País. Millón y medio de establecimientos estarán controlados. 

16 de marzo, santoral: Abraham, patriarca de las Gentes del Libro. Se le atribuye el refrán "cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar".

¿Quiere hacer un comentario?